Con este invierno del 2019 termina esta revista que nació en el otoño del 2012, año apocalíptico donde iban a ocurrir grandes catástrofes que no ocurrieron, y que sí fue un comienzo del fin, pues en 7 años ya se hace evidente la catastrofe medio ambiental en el planeta, quizás ya irreversible.

Este apartado de la revista siempre ha pretendido aportar una visión holística de la vida, de sus ciclos o estaciones y de su influencia en la salud. Este planteamiento nos lleva a considerar la importancia de vivir según la estación en curso para favorecer la adaptación de nuestro cuerpo en este caso al frío, lo que nos lleva a cambiar de hábitos, de nutrientes, de vestimenta, incluso de actitud, si uno se tiene mediana- mente trabajada la relación con uno y su entorno.

Debido al cambio climático, las estaciones ya no duran lo mismo que antes, los vera- nos se han hecho más largos, se han acortado la primavera y el otoño, los períodos de lluvias también se han visto afectados, llueve menos y cuando llueve es de forma torrencial. Esta si- tuación va a influir en las cosechas de cereales, en la plantación de semillas, así como en la recogida de verduras y frutas, lo que nos puede llevar a un cierto caos, debido a la ruptura que se está produciendo en el continuum de las estaciones, lo que conlleva en dificultades para adaptarnos a estos cambios tan bruscos e in- tensos.

Esta situación lleva a nuestro organismo a un sobreesfuerzo adaptativo, pues tiene que soportar períodos de calor-sequedad más largos (deshidratación), que provoca afecciones en las mucosas respiratorias y en la piel. Esto igualmente pasa en el planeta, se está deshidratando y esto va a influir tanto en las siembras, como en las cosechas.

Aunque los períodos de frío y de lluvia se han acortado, también se han hecho más intensos, lo que nos lleva a una situación complica

da, pues nuestra termorregulación tiene que esforzarse para readaptarse, lo que conlleva la necesidad de más calorías, ha ser posible de calidad, para abastecer al cuerpo de los elementos necesarios para producir calor.

No solamente es importante suministrar a nuestro organismo de calorías sanas, también es muy importante reducir la entrada de alimentos que provoquen frío, pues éstos afectan a la termorregulación. ¿Comerías una ensalada en invierno? ¿Realmente te apetece una ensalada? Si es un hábito, lo verás normal, y si observas a tu cuerpo verás que se enfría con más facilidad y tu metabolismo se verá afectado.

Mi propuesta es saltear las verduras que forman la ensalada para quitarles frío y humedad, lo que ayuda al esfuerzo de mantener la temperatura. Para mí está muy claro que el invierno es para sopas, purés, salteados, legumbres y horneados.

Otro tema que surge mucho en consulta es el tema del agua: «Con el frío no me apetece beber agua». Normal, el agua enfría el organismo, al igual que una ensalada fría. Mi propuesta es, dependiendo del tipo de persona, tomar infusiones y adecuarlas a su estado de salud. En el caso de que lapersona sea muy friolera le sugiero que añada a la infusión canela en rama, un trocito sin rayar de jengibre fresco, cardamomo… Este aporte, además de calentar el cuerpo, facilita la di- gestión y favorece la termorregulación.

También cambia la forma de practicar Qi Gong, vamos pasando de movimientos lentos y suaves, a un poco más rápidos e intensos, usan- do más la respiración invertida que la abdominal, trabajando más la forma marcial, la tensión y la torsión, así como las ondulaciones, predominando el trabajo de la Grulla (para fortalecer los pulmones) y del Ciervo (para reforzar los riñones).

Decía Charles Darwin: «No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio».

AUTO GESTION de la SALUD

Hace años, me plantee la importancia de la auto gestión de la salud por diferentes motivos, uno de ellos la necesidad del ciudadano a estar sano y por otro la dependencia que este derecho supone para él con respecto a la sanidad pública, cada vez más sobrecargada y con menos medios, pues la idea parece ser es la de «aburrir» al usuario para «forzarlo» a que contemple la posibilidad de una atención privada, lo que facilitaría privatizar la seguridad social. De aquí a unos años, nos podemos encontrar igual que en Estados Unidos, donde si no tienes sanidad privada no tienes ningún otro seguro/servicio médico.

Otro factor que me hizo desarrollar talleres y cursos orientados a la auto gestión de la salud es el control mediático de la industria farmacéutica, que desacredita las medicinas tradicionales-populares e intenta erradicarlas por dos motivos, uno para disponer de control absoluto sobre los tratamientos, quedándose con todo el «mercado», incrementando así el consumo de medicamentos y la dependencia de estos por parte del paciente. El otro motivo es la pérdida de los derechos del paciente a tener una sanidad pública de calidad y de elegir el tipo de terapia con la que quiere ser tratado, sea médica oficial o tradicional.

También está muy presente la importancia que tiene una persona que se hace responsable de su salud, de sus necesidades y de modular hábitos perniciosos, sean por una dieta inadecuada o por exceso de drogas legales (tabaco, alcohol, bebidas azucaradas con gas, tecnología, televisión…). También este paso reduciría el gasto sanitario sin tener que reducir servicios sanitarios, ni la atención a los pacientes, que pagan estos servicios con sus impuestos.

Cuando cuidamos nuestra salud mediante la alimentación, el uso responsable de complementos y suplementos dietéticos, y mediante el uso de técnicas que facilitan el mantenimiento y la recuperación de la salud, además de estar reduciendo la sobrecarga asistencial de la seguridad social, también estamos reduciendo sus costes, sobre todo en atención primaria. Evidentemente esto no quita que en situaciones de emergencia vayamos a urgencias o al médico de cabecera a exponer y consultar sobre nuestro estado. Estos puntos requieren de una formación que esclarezca que se puede hacer desde la Autogestión y que no, que límites hay y de que técnicas disponemos para tratarnos de una forma natural y las efectiva posible. Evidentemente, la auto gestión está orientada a tratar afecciones que pueden ser manejadas a partir de un conocimiento de ellas y que difícilmente pueden acarrear un riesgo para la salud. Siempre digo que cuando no funcionan los remedios naturales hay que contar con la medicina oficial.

Para disponer de un conocimiento que respalde la auto gestión propia y de la familia, he desarrollado cursos que faciliten la comprensión y el tratamiento de afecciones simples, que puedan ser tratados con eficacia y los límites de este tipo de tratamientos, así como los pro y contras del mismo. Dejando siempre claro que si no se sabe que hacer o no hay resultados óptimos, se consulte con un profesional de la salud o con el médico de cabecera.

Los cursos están diseñados para orientar al alumno primero en el auto tratamiento y posteriormente para asistir a su familia y conocidos. Si es profesional de la salud, además le ayudará a ampliar su conocimiento y la aplicación a sus pacientes.

Estos cursos son:

* Auto Gestión para la Salud (9 meses) (la salud por las estaciones: nutrición, plantas tradicionales, Qi Gong, complementos y suplementos dietéticos)

* Reflexología Podal (9 meses) (técnicas de masaje podal, aceites esenciales y Qi Gong)

* Técnica Humoral (9 meses) (ventosas, moxa y plantas tradicionales)

* Auriculopuntura con semilla (9 meses) (tratamiento reflexológico desde la oreja)

* Qi Gong (9 meses) (consciencia y salud)

* Auto Conocimiento (9 meses) (atención, auto observación y eneagrama)

Durante el desarrollo de los cursos se entregará abundante documentación, para facilitar la formación y la auto gestión, incluyendo test de valoración para ver si el asistente realmente ha comprendido conceptos y está capacitado para hacerse responsable de su salud.

salud por estaciones dietetica oligoelementos sevilla

Talleres La Salud por las Estaciones

Llevamos años impartiendo estos talleres y difundiéndolos desde la primera revista Toma Conciencia. Hemos actualizado y ampliado los talleres con el objetivo de dar una formación más amplia y detallada, para que profesional o no, puedas llevar a cabo la Autogestión de la Salud.

Este curso es complementario de cualquiera de los que impartimos (Reflexología, Auriculopuntura, Técnica Humoral), como continuidad de una formación que te permita incrementar tus recursos a nivel profesional o como persona que se responsabiliza de su salud y de la de su entorno.

Partiendo del patrón común de todos los cursos y talleres que impartimos, los 5 Elementos de la filosofía Taoísta te ayudarán a com- prender como funciona la vida y a usar este conocimiento para aprender tanto a mantener tu salud, como a recuperarla, mediante el uso de dietas, plantas tradicionales, oligoelementos, aceites esenciales, complementos dietéticos (de diferentes laboratorios) y la práctica de Qi Gong, que realizaremos al terminar la teoría y las prácticas de cada taller.

Todo lo necesario para que puedas mantener tu salud.

* Filosofía Taoísta de los 5 Elementos

* Fundamentos de Bio_Energética

* Las 5 Estaciones y la Salud

* Afecciones estacionales y por aparatos

* Semiología (signos y síntomas)

* Alimentos apropiados y desaconsejables

* Complementos dietéticos

* Plantas Tradicionales

* Oligoelementos.

* Aceites Esenciales.

* Psicosomática y Esencias Florales

* Qi Gong

En cada taller se entragarán los apuntes correspondientes, así como los test de evaluación.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)