Sanar o sanarse son términos muy subjetivos. Para muchos, estar sano, supone no tener ningún síntoma físico o mental. Mientras que para otros, estar sano significa estar en equilibrio interno y externo, con el entorno. Es en este último caso, cuando el ser humano se ve abocado a iniciar un camino de conocimiento interior. Este camino le permitirá conocer y equilibrar sus dificultades y resistencias internas que nutren los síntomas físicos y psico-emocionales y que, al mismo tiempo, repercuten en la relación con el entorno.

Muchas son las técnicas que existen en este ámbito. Yo diría que éste es el objetivo común de todas las disciplinas holísticas.

aromaterapia almanecer toma conciencia esencias florales

La aromaterapia aparece en este punto como una gran herramienta de trabajo sobre nuestro inconsciente ofreciendo la oportunidad de movilizar estas dificultades y al mismo tiempo equilibrar emociones asociadas a experiencias de nuestro pasado.

Los alambiques con los que tradicionalmente se obtenían los aceites esenciales fueron usados también por los alquimistas como el método ideal por el que el ser humano podía producir una depuración de los elementos físicos más densos hasta sublimarlos en elementos más «nobles» (alquimia). El simple método se obtención de estos aceites esenciales a través de la destilación es un proceso alquímico en el que el agua, el fuego, el éter y la sustancia vegetal participan hasta conseguir esas sustancias tan sutiles en su energética que nos ayudan a transformar nuestro interior (alquimia interna).

El uso de las sustancias aromáticas en ceremonias o rituales espirituales está extendido por todo el planeta y desde el inicio de nuestra historia. Las moléculas aromáticas de las resinas como el incienso, la mirra o el benjuí se han utilizado ancestralmente para favorecer la conexión con nuestro yo trascendente o con la divinidad. Además de ser usadas en los templos como herramienta de purificación de las proyecciones de sufrimiento y para favorecer la calma interior.

Anclados en nuestra identificación con el personaje/ego lo defendemos aún a costa de nuestra libertad. El sencillo gesto de inhalar un aceite esencial nos permite avanzar en la superación de conflictos, en la conexión con nosotros mismos, en la aceptación de nuestras dificultades internas como primer e ineludible paso hacia nuestro yo verdadero.

aromaterapia almanecer toma conciencia esencias florales

La acción de la aromaterapia sobre la memoria olfativa permite, además, utilizar el pasado como trampolín hacia una vida en mayor plenitud.

Te propongo una experiencia sencilla. Elige un aceite esencial cuyo aroma te guste. Cómpralo en algún centro que garantice su calidad. Llévalo contigo y dos o tres veces al día simplemente abre el envase e inhálalo profundamente. Inhálalo cuando alguna situación te desequilibre a lo largo de tu día a día. Su acción conseguirá que los momentos difíciles sean más llevaderos. Imagínate entonces lo que podrías conseguir si en tu viaje al interior te acompañas de los aceites esenciales específicos para tu situación.

«De los cinco sentidos, el del olfato es incuestionablemente el que mejor da la idea de inmortalidad» Salvador Dalí

Yolanda González Cid

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)