Toma Conciencia Ya Los Tres Monos Sabios Tecnicas Holisticas Sevilla

La historia de los tres monos sabios o Místicos, que se tapan con las manos respectivamente los ojos, oídos y boca, proviene de antiguas leyendas chinas que se difundieron en Japón con la llegada de la escritura en el siglo VIII. Los tres monos sabios están representados en una escultura de madera situada en el santuario de Toshogu (1636), construido en honor de Tokugawa Ieyasu, en Nikko, al norte de Tokio (Japón). Actualmente son los guardianes simbólicos del mausoleo de Toshogu, encargados de que nadie interrumpa el sueño del shogun que yace en su tumba.

Cuenta la leyenda que hubo tres monos que eran los mensajeros enviados por los dioses para delatar las malas acciones de los humanos mediante un conjuro mágico, manifestando a través de sus gestos dos virtudes y un defecto.

Kikazaru: es el nombre del mono sordo, era el encargado de utilizar el sentido de la vista para observar a todo aquel que realizaba malas acciones para transmitírselo a Mizaru mediante la voz.

Mizaru: era el mono ciego. No necesitaba su sentido de la vista, puesto que se encargaba de llevar los mensajes que le contaba Kikazaru al tercer mono, Iwazaru.

Iwazaru: es el mono mudo, que escuchaba los mensajes transmitidos por Mizaru para decidir que pena le caerá al desafortunado y observar que se cumpliese.

Parte de su significado está en el juego de palabras que se origina en japonés entre el sustantivo “saru” que significa mono, y el adverbio homófono “zaru” que produce la negación. Las palabras compuestas “mizaru”, “kikazaru” e “iwazaru” significan respectivamente “no ve”, “no oye”, “no habla”, y el mono ha pasado a ser un símbolo negativo, ya que en Japón si regalas a alguien un mono significa que quieres verle muerto.

Diferentes interpretaciones:

(a) Según el planteamiento de Confucio, para llegar a la sabiduría una persona «debe»:

Negarse a escuchar maldades.

Negarse a ver maldades.

Negarse a decir maldades.

(b) También alude a la virtud de la discreción: “No digas todo lo que sepas, no mires lo que no debas, no creas todo lo que te cuentan”.

(c) El significado de las esculturas de “mizaru”, “kikazaru” e “iwazaru”, alude al miedo absoluto, dado que son las primeras reacciones del ser humano ante una situación de peligro límite.

(d) En ocasiones funcionar en automático, el programa nos dice que no ver, ni decir ni oír, puesto que nos condiciona. Creencias limitantes.

(e) En otras el «personaje» que hemos creado se hace el mudo, el sordo y el ciego, cuando algo no le interesa o afecta a su área de confort.

Si aplicamos los 4 acuerdos:

(1) Para ser impecables con las palabras es necesario usar el «verbo» adecuadamente, puesto que es un medio de creación. El hombre es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. El silencio es un tesoro.

(2) Cuando no escuchas ni ves la ofensa, dejas de darle poder a las palabras y gestos del otro, evitando así tomarte las cosas como algo personal. Tu ego es el que se ofende.

(3) Evitar hacer suposiciones requiere escuchar y ver las cosas como son. Todo está claro cuando no hay filtros ni ego. Aclarar las cosas evita hacer suposiciones. Lo que es Es, y ocurre en presente.

(4) Para hacer lo máximo posible, hay que ir más allá de los sentidos ordinarios y poner mucho co- razón en lo que hacemos, esto es Co-Creación.

Hay que ver lo que dan de sí los Tres Monos.

Toma Conciencia Ya Los Tres Monos Sabios Tecnicas Holisticas Sevilla

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)