Somos excelentes actores en el escenario de la vida, sea drama, tragedia o comedia, actuamos y sobreactuamos, olvidando que antes que el guión, antes que el papel o el rol, está el actor.

Identificación: Cuando el actor se olvida de sí, tiende a «encarnarse» en el papel que usa para sobrevivir, y termina identificándose con su rol. Esta identificación conlleva desconectarse del ser y darle prioridad a la cabeza, a los mecanismos de defensa, a la gratificación inmediata, perdiendo así la guía interna.

Así pues, el actor termina creyéndose el papel que ejecuta, y lo hace desde el automatismo, desde el hábito que se conforma a través de repetir siempre lo mismo en las mismas circunstancias, perdiendo así espontaneidad y frescura, convirtiéndose en alguien predecible, pues ante determinadas circunstancias siempre va a ejecutar el mismo rol.

Eneagrama Gestalt Almanecer Toma Conciencia Centro de tecnicas holisticas Sevilla Dos Hermanas Crecimiento Personal

Esta tendencia a actuar desde una determinada forma repetitiva, va dando lugar al personaje, que desarrolla estrategias concretas para sobrevivir (mecanismos de defensa), desde el pícaro al tonto engañado, desde el trovador al payaso, desde el justiciero al malvado, todos son víctimas de su personaje, y aunque puede haber buenos y malos actores (depende de como realicen su papel), cualquier papel que utilicemos para relacionarnos con la vida, no es ni bueno ni malo, es un papel, es una forma de perder la autenticidad, y aquello que nos ha permitido sobrevivir, llega un momento de la vida que nos impide ser. Así pues, en la medida que eres personaje, dejas de ser tu mismo y el personaje no vive con plenitud, lo que genera un vacío existencial.

La identificación con el personaje que hemos desarrollado para sobrevivir, nos impide ver la ausencia progresiva del actor (no hay presencia), y empezar a vivir requiere reconocer que el personaje no es el actor, esto permite que el actor use al personaje y no a la inversa, pues sin la consciencia del actor, el personaje termina suplantándolo, así la personalidad desplaza al Ser. Entonces quién vive tu vida es el personaje, en vez de tú.

Eneagrama Gestalt Almanecer Toma Conciencia Centro de tecnicas holisticas Sevilla Dos Hermanas Crecimiento Personal

Cuando el área de acción del personaje es mayor que la del ser, perdemos la visión real de los acontecimientos, pues los vivimos des- de el personaje, entonces nos vamos volviendo cada vez más neuróticos, pues la neurosis tiene mucho que ver con la dificultad para ver las cosas como son. El personaje es como un filtro, unas gafas con las que miramos la vida, perdemos la visión desde el ser y esta incoherencia incrementa aún más la neurosis.

Trabajo personal: Ser Consciente de que existe un actor y que usamos diferentes papeles, es fundamental para nuestro desarrollo personal, pues es precisamente aquí donde tenemos que realizar cambios que sanen nuestra neurosis. Reconocer el/los personajes que usas en tu día a día, forma parte del auto conocimiento, de cómo piensas, sientes y reaccionas desde el automatismo.

La atención nos ayuda en el acecho, en cazarnos a nosotros mismos, en ver como funcionamos y desde donde. Las personas que se posicionan más con el centro mental van a utilizar personajes mentales, que buscan la forma de vivir y perder menos (avaricia), o desarrollando estrategias para manejar y superar o apaciguar el miedo o buscando la forma de satisfacer el vacío y que nunca falte de nada, mejor que sobre (gula). Igualmente habrá personajes que se coloquen en el centro emocional (orgullo, vanidad, envidia) o en el centro motor (lujuria, pereza, ira), y podemos extrapolar este conocimiento de nosotros mismos al eneagrama, pues hay una estrecha relación entre el personaje, el papel, los mecanismos de defensa y lo que hemos dejado de ser para aparentar algo que no somos. Y consumimos grandes cantida- des de energía y tiempo (en definitiva vida) en pretender ser, en vez de simplemente Ser.

Metanoia: Cambiar de mente y de forma de pensar esta es la propuesta, que el actor coja las riendas de su vida, cambiar el papel del per- sonaje por el ser consciente que se hace responsable de sus actos, pensamientos y sentires, y que usa el rol de forma sana y coherente, sanado así su neurosis, ver la vida como lo que es, existir viviendo, ser viviendo desde la autenticidad de lo que somos. Esto es la Iluminación, reconocer tu auténtica naturaleza.

Existir lo que se dice existir, existes. Estar lo que se dice estar, no lo sé, pues el estar requiere presencia y la presencia atención. Esto es lo que nos regala la práctica contemplativa. Puedes existir sin ser, creyendo que eres, y este dilema solo se resuelve a aprtir del autoconocimiento. y el trabajo personal.

Solo se puede ser siendo, y lo que es, Es, así que deja de actuar y vive.

Eneagrama Gestalt Almanecer Toma Conciencia Centro de tecnicas holisticas Sevilla Dos Hermanas Crecimiento Personal

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)