La vida depende por completo del acto de respirar. Respirar es vivir; es lo primero que hacemos cuando venimos a este mundo y es lo último que haremos, y sin embargo, a pesar de que nos acompaña durante toda nuestra vida la respiración es una gran desconocida.

Almanecer Toma Conciencia Yoga Pranayama Sevilla Tomares Dos Hermanas

El ser humano, como todos los animales sobre la tierra, respira. Podemos respirar de manera automática e inconsciente o poniendo conciencia, atención, en como sucede este proceso, donde sucede. Pero además tenemos la capacidad de mover el aliento, llevar el aliento, a cualquier parte de nuestro cuerpo, esto es respiración consciente.

En Yoga, cuando sumamos nuestra atención con el control del aliento, estamos hablando de Pranayama. En todas las tradiciones la práctica de la respiración es parte de la enseñanza.

El Yogui practica una serie de ejercicios mediante los cuales, obtiene el dominio de su cuerpo y la capacidad para enviar a cualquier órgano o parte del cuerpo, una mayor corriente de energía vital o Prana, fortaleciendo así y vigorizando de este modo, la parte u órgano que desea. Los yoguis saben que con ciertas formas de respiración pueden establecer determinadas reacciones en el depósito de Prana y luego disponer de él. Quien posee la facultad de almacenar Prana, sea consciente o inconscientemente, irradia a menudo vitalidad y fuerza.

Aquí tenemos que hacer una distinción. Un sistema nervioso acelerado, estresado y con un exceso de información lo que necesita es bajar de revoluciones y conectar con ese espacio interno más relacionado con la tranquilidad, la calma, el silencio. Esto es posible aprendiendo a regular el flujo y la cantidad de aire que entra en el cuerpo y alargando la respiración, sobre todo la expulsión. Sin embargo si nos encontramos en un momento con una energía vital muy baja, lo que necesitamos es activarnos interna- mente y despertarnos hacia la acción, aquí podemos hacer respiraciones alargando la inspiración, para llenarnos de energía y vitalidad.

UNA PRACTICA DE PRANAYAMA

La postura siempre será la misma, Columna Vertebral derecha, relajado, y concentrado.

Para empezar la práctica debes observar tu respiración: INHALO lentamente, calmado, largo, sin esfuerzo, cuando los pulmones están llenos de aire [hay una pausa natural sin aire] y luego empiezo a EXHALAR suavemente, calmado y largo [hay una pausa natural] antes de volver a Inhalar. Tienes que hacer varias respiraciones de esta forma, para ir acostumbrando a los pulmones y al cerebro a tener más capacidad de oxigeno y de energía dentro de ellos. Si sientes que te mareas, entonces detente unos instantes hasta recuperar la normalidad.

A veces, sobre todo cuando no estamos iniciados en este tipo de métodos de control respiratorio, la practica de algún Pranayama, con retenciones en lleno y en vacío puede ocasionarnos estados de estrés o ansiedad, si esto nos ocurre abandona el control y percibe de nuevo tu respiración como un proceso libre y natural.

NADHI SODHANA:

SIMPLE: Cierro el lado derecho de la nariz con el pulgar de la mano derecha, inhalo lenta y suavemente por el lado izquierdo de la nariz llenando los pulmones de aire; Cierro el lado izquierdo de la nariz y empiezo a Exhalar lentamente por el lado derecho de la nariz… Inhalo por el lado derecho de la nariz , lleno los pulmones de aire. Cierro el lado derecho y Exhalo por el lado izquierdo lentamente.

Esto constituye un ciclo; puedo realizar varios ciclos si lo deseo, siempre observando no fatigarse. Puede hacerse libremente, no tiene ningún peligro

CON RETENCION:

1-EXHALE lentamente y a fondo, sin tapar las fosas nasales, pero preparado para hacerlo.

2-Tapar el lado derecho de la nariz con el pulgar de la misma mano, INHALE lenta y silenciosamente por el lado izquierdo.

3-Al término de la Inhalación, tápese ambas ventanillas, Retenga durante DOS segundos.

4-Tapar el lado izquierdo y EXHALE por el lado derecho a fondo lo mas silencioso que pueda. 5-Cuando los pulmones estén vacíos INHALE por el lado derecho lenta y silenciosamente.

6-Tapar ambas fosas nasales Retenga DOS segu dos y EXHALE por el lado izquierdo.

7-Inhale nuevamente por la misma fosa, y así sucesivamente, durante cinco ciclos, o lo que sea cómo- do para cada uno; no deberá experimentar fatiga.

Se trata de un ejercicio que procura equilibrar la respiración.

BENEFICIOS:

§ Purifica, limpia los nervios y asegura la eficacia de los otros ejercicios de Pranayama.

§ Estimula la respiración celular – Carga las células con energía fresca.

§ Incrementa la absorción del oxígeno y energía, estimulando la eliminación del dióxido de carbono y de las impurezas del cuerpo.

§ Ventila completamente los pulmones y purifica la sangre.

§ Limpia y tonifica todo el sistema nervioso, fortaleciéndolo.

§ Induce el equilibrio entre la actividad de los hemisferios cerebrales, derecho e izquierdo.

§ Proporciona estabilidad y serenidad mental, al igualar la duración de la inhalación y la exhalación.

§ Induce a estados de interiorización, concentración y meditación.

§ Quita preocupaciones y tensión mental.

No tiene ninguna contraindicación siempre y cuando se practique con serenidad y calma.

Emilio Díaz, profesor de Yoga.

 

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)