Fritz Perls afirma que:

“La filosofía básica de la Psicoterapia Gestalt es la naturaleza entre diferenciación e integración. La diferenciación por sí misma conduce a las polaridades. Como dualidades que son estas polaridades lucharán entre sí y se paralizarán unas a otras, integrando los rasgos opuestos, lograremos que la persona se complete de nuevo”

En un párrafo del artículo “Resolución” expresa:

“Puedo ser simultáneamente bondadoso y despiadado, exaltado y deprimido. Lo equívoco es el supuesto que “yo soy esto y no aquello”, lo cual crea una división que necesitaremos ampliar de modo que también podamos darnos cuenta de la parte perdida”

Orientando hacia el trabajo con esa división, ofrece una escueta frase que, en el ámbito de las polaridades, puede estar muy cargada de contenido: “Gran parte de la terapia consiste en encontrar estas divisiones y activar ambos lados. Cualquier activación de ambos lados tiende a unirlos nuevamente”.

En el libro “El enfoque gestáltico. Testimonios de Terapia Perls explica a uno de sus clientes ese intento de control y la consiguiente resistencia: “una de las fisuras más corrientes de la personalidad: la división entre “perro de arriba ” y “perro de abajo […] El perro de arriba es conocido por el psicoanálisis como el superego y también como la conciencia […] Es normativo, a veces tiene la razón, pero siempre actúa como si la tuviera […]…siempre dice “tú debieras” y hace amenazas si no se le obedece […] El perro de abajo, en cambio, hace las cosas de un modo diferente. Dice a todo que sí, “claro que sí”, […], pero “mañana, si es que puedo”. de modo que el perro de abajo es un excelente frustrador, y entonces el perro de arriba, desde luego, no le permite salirse con la suya […] y así el juego de autotortura o de automejoramiento, como quieran llamarle, continúa imperturbable año tras año…”

La técnica predilecta de Perls, para trabajar con los rasgos opuestos de la persona, es la silla vacía, en la que se experimenta con el Top-dog (opresor -> perro de arriba) y el Under- dog (oprimido -> perro de abajo). Cuando se da en alguien esta polaridad (opresor/oprimido) la solución consiste en lograr que las dos partes de la personalidad entablen un diálogo entre ellas, que conduce a la integración de las mencionadas partes.

Almanecer tecnicas holisticas polaridades gestalt crecimiento y desarrollo personal sevilla

Encontramos esta idea de las polaridades también en el Taoismo: “En el Taoismo, el símbolo yin/yang representa el interjuego de los opuestos. La mitad contiene un punto más oscuro, y la mitad oscura contiene un punto blanco. Ambas mitades interactúan para formar el círculo de la existencia. ¿Cómo es experimentar ambas mitades a la vez? Se siente ambigüedad. Una completa capacidad de darse cuenta puede vivenciar ambas mitades, sin que sea preciso resolver la diferencia. ¿La amo o estoy resentido con ella? Puedo experimentar ambas cosas, y con ello nuestra relación será más vital y compleja. […] La resolución está en experimentar la bondad y la maldad, el dominio y la sumisión, el perro de arriba y el perro de abajo”

Almanecer tecnicas holisticas polaridades gestalt crecimiento y desarrollo personal sevilla salomo friedlaender

Salomo Friedlaender

Apoyándose en uno de los “teóricos del holismo más esotéricos”, Salomo Friedlaender, Perls busca la solución para el problema de las polaridades en la afirmación de que: “todo evento se relaciona con un punto cero, a partir del cual se realiza una diferenciación en opuestos. Estos opuestos manifiestan, en su concepto específico, una gran afinidad entre sí. Al permanecer atentos al centro, podemos adquirir una capacidad creativa para ver ambas partes de un suceso y completar una mitad incompleta»

Conectado con su teoría sobre opuestos y polarizaciones, Perls habla también de la Proyección: “La persona que está inclinada a proyectar se parece al que está sentado en una casa con espejos en todas las paredes.

Almanecer tecnicas holisticas polaridades gestalt crecimiento y desarrollo personal sevilla

Dondequiera que mira piensa que ve el mundo a través del cristal, mientras que en realidad sólo ve reflejos de las partes no acepta- das de su propia personalidad. […] Sin embargo, no siempre es el mundo exterior el que sirve como pantalla para las proyecciones; pueden también darse dentro de la personalidad. […] Los rasgos atacados corresponden a las proyecciones, a las partes alienadas de la personalidad paranoide. De esta forma, las proyecciones son medios muy apropiados para evitar la solución de la actitud ambivalente»

Podemos resumir que en terapia Gestalt las polaridades están profundamente arraigadas en el funcionamiento del organismo. Estos dualismos son disposiciones de conducta y pensamiento. La relación de los opuestos consiste en que la existencia de uno necesariamente exige la existencia del otro; la interacción de los mismos funciona como un proceso dialéctico.

Nos identificamos con unos aspectos “yo idealizado”, y a la vez, evitamos otros “yo negado”, mantener esta dicotomía implica un gran esfuerzo, una tensión interna que nos incapacita para disponer de los recursos propios cuando los necesitamos. Nos queda entonces la opción neurótica, que pasa por manipular el entorno para cubrir nuestras necesidades en lugar de usar los recursos propios.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)