Mi camino en el mundo del yoga

Hace 15 años fui a mi primera clase de yoga, y desde entonces he practicado regularmente el yoga y la meditación, con varios profesores, cada uno con su estilo y filosofia.

Y fue cuando hice un curso de yoga para embarazadas, que me despertó un interés más profundo en el yoga como sistema, como forma de vida. Queria investigar más sobre la base, la filosofía del yoga y la meditación. Por eso empecé en 2011 un curso de 4 años para profesores de yoga en la escuela “Yoga vedanta Aalst” en Bélgica, una rama de “The divine life society” en Rishikesh, India, fundado en 1936 por Swami Sivananda. Para aprender más sobre la meditación participé en varios retiros de meditación Vipasana (en Thailandia, Nepal, Bélgica y Holanda). Llevo cuatro años impartiendo clases y retiros de yoga y meditación en Bélgica.

El estudio profundo de la meditación, el yoga como sistema integral, la filosofía del Baghavad Gita y los yoga sutras de Patanjali han hecho que pueda integrar cada vez más el yoga en mi vida diaria. El yoga se ha convertido para mí en mucho más que el aspecto físico, se ha convertido en un estilo de vida, un camino que nunca terminará. Estoy feliz y muy agradecida de que puedo transmitir lo que he aprendido en todos estos años y así poder ayudar a otras personas a relajarse y a ponerse en contacto otra vez con Si Mismo, un estado de paz interior.

¿Que es Yoga?

almanecer tecnicas holisticas yoga para embarazadas sevilla

Yoga es una ciencia holística de la vida, que originó en la India hace aproximádamente 5000 años. Es un sistema de desarrollo y evolución personal que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu. Los antiguos yoguis tenían una comprensión profunda de la naturaleza esencial del hombre, y de sus necesidades para vivir en armonía consigo mismo y con el medio ambiente. Concibieron el cuerpo físico como un vehículo, en el cual la mente es el conductor, el alma la verdadera identidad del hombre, y la acción, las emociones y la inteligencia las tres fuerzas que movilizan el cuerpo-vehículo. Para que haya una evolución integrada, estas tres fuerzas deben estar en equilibrio.

Aquellos primeros maestros, teniendo en cuenta la relación recíproca entre el cuerpo y la mente, dieron forma a un método especializado para mantener dicho equilibrio, un método que combina todos los movimientos necesarios para asegurar la salud física con las técnicas de respiración y de meditación que nos garantiza la paz mental.

La meta fundamental de todos los aspectos de la práctica del yoga es reunir el Sí Mismo individual (jiva) con la conciencia absoluta o pura (Brahman). De hecho, la palabra yoga significa literalmente unión. La unión con esta realidad inmutable libera el espíritu de todo sentimiento de sepa- ración, emancipándolo de la ilusión del tiempo, del espacio y de la causalidad.

Un poco de filosofía: los ocho miembros de los Yoga Sutras de Patanjali

Compilados por el sabio Patanjali en los Yoga Sutras, los ocho miembros forman una serie progresiva de pasos o disciplinas que, purificando la mente y el cuerpo, conducen al yogui a la iluminación: yama, niyama, asanas, pranayama, pratyahara, dharana, dyana y samadhi.

Los yamas, o restricciones, se dividen en cinco mandamientos morales, que apuntan a la destrucción de la naturaleza inferior y que son: no violencia, veracidad en la palabra, el pensamiento y la acción, no robar, moderación en todas las cosas y no posesividad.

Los niyamas, u observancias, se dividen también en cinco. Fomentan las cualidades positivas y son: la pureza, el contentamiento, la austeridad, el estudio de los textos sagrados, y vivir manteniendo constantemente la conciencia de la Presencia Divina.

Las asanas son las posturas físicas, lo que más se conoce como yoga en el occidente, y pranayama es la regulación de la respiración. Pratyahara significa dirigir los sentidos hacia dentro para aquietar la mente, en preparación para dharana, o concentración, que a su vez conduce a dhyana, o meditación, que culmina en el samadhi o supraconciencia.

almanecer tecnicas holisticas yoga para embarazadas sevilla

Yoga para embarazadas

¿Como me llegó?

Hace 15 años empecé a conocer el mundo del yoga, y cada vez me apasionaba mas. Y el momento cuando me animé a profundizar mis conocimentos de esta materia tan extensa, fue cuando di clases de yoga para embarazadas durante mi propio embarazo. Estas clases me dieron tantos beneficios, me conectaron tanto conmigo misma y con mi hija en mi barriga y me ayudaron tanto a tener una experiencia diferente y mas consciente durante mi parto, que decidí dedicarme a ello.

Me apunté a una formación de hatha yoga clásico e integral de cuatro años para tener la base necesaria para luego especializarme en las embarazadas. El hatha yoga me gustó y apasionó cada vez más y empecé a impartir clases, primero con amigos, y más tarde profesionalmente. Siempre seguía con la idea de trabajar con mujeres embarazadas, así que hace dos años me apunté a una formación extensa y completa para hacer yoga con ellas. Esta formación era muy fascinante y reveladora, y me enfrentó también a mis propios traumas relacionados con este tema. Me di cuenta de que una razón muy importante por lo que quería trabajar en eesto era mi propia experiencia con el parto, que no fue como hubiese querido (en casa, con confianza, tranquila, con una matrona, respetando mi ritmo y el de mi hija). Fue en el hospital, inducido, al ritmo y bajo las condiciones que me impuso el ginecólogo.

Durante mi formación pude darme cuenta de que eso pasa mucho, demasiado, en nuestra sociedad, que los ginecólogos ejercitan mucho poder sobre las mujeres embarazadas, quienes confían cada vez menos en su cuerpo, sus posibilidades y su fuerza, y cada vez más en el medico. En nuestra sociedad muchas mujeres tienen miedo al parto y ya no saben escuchar la sabiduría de su cuerpo y confiar en ello, algo que en muchas culturas indigenas todavía es muy diferente. Descubrí que a través de ejercicios de yoga, respiración, relajación y meditación podría contribuir a que las mujeres encuentren de nuevo esta fuerza interior que todas tenemos y a confiar en su cuerpo. Vi que las clases daban resultados, se manifestaba en partos más conscientes, menos dolorosos y con menos complicaciones. Esto me anima muchisimo a trabajar con mujeres embarazadas y contribuir así a confiar más en nuestra fuerza.

¿Qué es yoga para embarazadas?

Yoga para embarazadas es tiempo para ti y tu bebé, para disfrutar juntos.

El embarazo es un periodo muy especial e intenso de crecimiento y de muchos cambios. Descansando y relajándote regularmente tomas fuerzas otra vez y te nutres a ti misma y a tu bebé con nueva energía, aprendes también a escuchar tus necesidades y las de tu bebé. El cuidado que te das a ti misma como madre, automáticamente se lo das también a tu bebé.

En las clases haremos ejercicios de yoga y respiración, relajación, visualización y conexión con el bebé. Nos prepararemos física y emocionalmente para el parto. ¿Cuales son buenas posturas para invitar a tu bebé a ponerse en una buena posición? ¿Qué posturas son mejor evitar? ¿Cómo puedes dar libertad a tu cadera para que tu bebé tenga espacio para pasar el canal de nacimiento? ¿Cómo puedes manejar las contracciones? En este curso aprenderemos ejercicios e información que toda mujer embaraza- da debería recibir.

¿Cómo?

El foco de las clases está en la relajación. Alcanzaremos esto realizando ejercicios de respiración, tener contacto con tu bebé, música, movimiento y posturas adaptadas que puedes aplicar tanto durante el parto como para mantener tu cuerpo flexible, relajada y fuerte durante el embarazo. Practicaremos técnicas para transformar el dolor y la tensión en fuerza y relajación. Así todas las hormonas que naturalmente ya están presentes en tu cuerpo para apoyarte, fluirán todavía mejor. El parto no es algo que tienes que aprender, tu cuerpo sabe perfectamente lo que tiene que hacer. El yoga te ayuda a ponerte en contacto con esta sabiduría.

almanecer tecnicas holisticas yoga para embarazadas sevilla

Una clase con la pareja

Una de las clases sera con la pareja o otra persona que te acompañara en el parto. Esta clase es sobre todo una clase práctica donde la pareja recibirá consejos sobre cómo puede apoyarte mejor, entre otras cosas apoyándote literalmente tomando posturas diferentes, masaje, dar calor, relajación…

Las parejas muchas veces se sorprenden positivamente sobre cuanto pueden significar durante el parto. Al mismo tiempo es un momento muy bonito y de conexión para vosotros tres.

¿Desde cuándo puedes empezar?

Puedes empezar con el yoga para em- barazadas más o menos desde las 12 semanas de embarazo y no es necesario te- ner experiencia con yoga o ser flexible.

Todas las posturas se adaptan a tu ba- rriga creciente así que puedes seguir las clases hasta el final de tu embarazo.

Greet Van Bijlen

profesora de yoga

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)