Hablar de sexualidad es hablar de amor, odio, dominación, sumisión, ira, ternura, posesión, egoismo, sacrificio, humillación, dolor, placer, expansión, poesía, tortura, danza, estancamiento, sacrificio, altruismo, vergüenza, enamoramiento, obsesión, aceptación, euforia, exceso, risa, llanto, orgasmo, herida, encuentro, desencuentro, conciencia, inconsciencia … el cielo en agua y la sangre en llamas. La sexualidad es la vida en sí misma, es ser con la potencialidad intrínseca que brindan todos los posibles aspectos.

La sexualidad es en realidad un hecho biográfico, que es transversal a todos los ámbitos de nuestra existencia dado que somos seres sexuados. En cualquier caso, a lo largo de la historia de la humanidad se han manejado diversos paradigmas tratando de definir, catalogar y comprender “que es eso de la sexualidad”, vinculándolo (y restringiéndolo en ocasiones) a lo biológico o a lo amoroso.

PARADIGMA DEL LOCUS GENITALIS

El primer paradigma del que se tiene referencia es el de el “locus genitalis”, proveniente de antiguas naturalistas como Aristóteles, Hipócrates o Galeno.  Se le conoce como Locus Genitalis puesto que ponían el foco de atención en la observación y reflexión acerca de los genitales.

Desde este punto de vista el énfasis se hacía en la separación dicotómica “Macho/Hembra” donde la hembra era el lugar de reproducción o “Misión suprema” y el macho era el progenitor o “Seminator”. Únicamente tenía en cuenta la función biológica y lo reproductivo, pretendiendo ser garante de que se siguieran los “designios del orden natural”.

almanecer tecnicas holisticas psicologia sexualidad sevilla

Este paradigma, aunque puede parecer caduco e insuficiente, llega hasta los días de hoy. Así por ejemplo, en la educación normativa la educación sexual que se provee suele estar centrada en el estudio de los órganos reproductores. Asimismo, también algunos sectores de la sociedad siguen equiparando sexualidad a reproducción y viceversa, dejando fuera del marco todo lo demás.

Este paradigma empieza a resultar insuficiente en el momento en que se empieza a considerar a mujeres y hombres como sujetos individuados.

PARADIGMA DEL EROS

El Eros según autores clásicos como Platón, es el deseo que lleva a los mortales a disponer de una vida humana. Eros es un embajador que viene y va desde lo hondo hasta lo amplio de los seres humanos y está vinculado a lo emocional.

Eros es el hijo de Poros (porosidad y abundancia) y de Penia (penuria y escasez); es el contacto y la retirada. La aceptación y el rechazo.

Para comprender mejor el paradigma del Eros, podemos acudir a la antigüa leyenda que Aristófanes narra en la obra de Platón “El banquete”. En ella se dice que en el principio de los tiempos los humanos éramos andróginos, seres redondos (y por tanto perfectos) con cuatro brazos, cuatro piernas, dos caras en la cabeza y dos órganos sexuales unidos por el vientre.

Estos seres circulares tenían una fuerza prodigiosa. Por ello organizaron un asalto a los cielos, con la intención de tomar el Olimpo y expulsar de allí a los dioses. Sin embargo los seres circulares fueron derrotados, y cuando Zeus hubo sofocado la revuelta tomó cartas en el asunto. Zeus sabía que no podía destruir a la raza humana puesto que dependía de su adoración, sin embargo debía dar un castigo ejemplar para que no volvieran a intentar un nuevo ataque.

almanecer tecnicas holisticas psicologia sexualidad sevilla

Así con uno de sus rayos partió a todos lo seres circulares en dos mitades. Los seres circulares quedaron malheridos. Apolo, conmovido por la dureza del castigo, curó sus heridas y los recompuso hasta la forma actual humana.

Desde ese momento, los seres humanos quedaron divididos sin la mitad que los completaba, y el amor era la fuerza que trataba de unirlos de nuevo para completarse nuevamente. Por tanto, según el paradigma del Eros, el objetivo es encontrar la mitad que nos completa para fundirnos con ella de por vida. Solo con el ser amado estaremos completos y alcanzaremos la felicidad. Así, el Eros es el deseo de encontrar fuera lo que nos falta dentro.

EL EROS MEDIEVAL

almanecer tecnicas holisticas psicologia sexualidad sevilla

Posteriormente, en la edad media, surge el movimiento del amor pasional. Este tiene mucha presencia en el arte y la literatura. Está centrado en el enamoramiento, en los placeres asociados a dicho enamoramiento y, desde luego, en los sacrificios necesarios para poder estar con la persona amada.

En adición a esto surge el concepto de Amor Cortés, que proviene de las “cortes del amor”. Llegados a este punto el amor va más allá de la mera reproducción y el matrimonio se rige por el deseo y la pasión, no por conveniencias o administraciones de bienes. También en esta etapa se asienta la “institucionalización del adulterio”

Este concepto de romanticismo se extendió mediante canciones e historias. El romanticismo posterior al siglo XIX no es otra cosa que un resurgir del “Ars Amandi” (arte amatorio) medieval.

TEORÍA MODERNA DE LOS SEXOS

almanecer tecnicas holisticas psicologia sexualidad sevilla

No parte de los genitales y sus funciones, ni del Eros y sus placeres. Parte de sujetos sexuados y sus identidades tratando de explicar sus deseos y relaciones.

La teoría de los sexos ha impregnado distintos campos y argumentos de las ciencias humanas y sociales. Es desde este paradigma desde donde parten movimientos cruciales como los feminismos o las teorías queer.

LA PARED DE LADRILLOS

Para explicar a qué se refiere exactamente la teoría moderna de los sexos tomaremos el ejemplo de una pared de ladrillos.

Dicha pared representaría a un individuo en particular y estaría compuesta por un sinfín de ladrillos. Si la observáramos desde una distancia larga la pared se vería en su totalidad de color rosa o de color azul.

almanecer tecnicas holisticas psicologia sexualidad sevilla

Sin embargo, al acercarnos más, nos daríamos cuenta de que cada ladrillo tiene un color distinto. Algunos ladrillos serían azul marino, otros rosa palo, otros morados. Lo que parecía ser algo uniforme es en realidad algo mucho más complejo compuesto de infinidad de matices. Además, cada pared es diferente, no existen dos iguales.

Cada ladrillo hace referencia a un hecho que puede ser biológico, social, emocional. Algunos ladrillos venían de obra (los biológicos) aunque aún así pueden variar con el paso de los años. Otros se han ido poniendo a medida que el sujeto iba viviendo su vida.

De este modo se postula que no existe una única sexualidad, si no tantas como seres humanos hay en el planeta. Y que la sexualidad tiene que ver con la biografía en constante evolución de cada individuo y va más allá de la forma aparente que pueda tener visto desde la larga distancia.

Juan García Vargas

Psicólogo y sexólogo

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)