Hoy en día oímos hablar de nuevas tendencias en alimentación o de diferentes tipos de dietas señalándose como sanas y equilibradas.

Algunas de ellas, casi milagrosas, nos hacen perder rápidamente los kilos que nos sobran, otras nos ofrecen planes de desintoxicación súper eficaces, por lo que no importa lo que comas ni cual sea tu condición de salud porque más tarde podrás “limpiarte” y será como si nada hubiera ocurrido. Si no, también tenemos la opción de recurrir a los complementos alimenticios, con los que tomándonos unas cuantas cápsulas y sin el consejo de ningún experto podremos compensar la falta de cualquier tipo de nutrientes debido a una dieta pobre, sin ni siquiera pararnos a pensar como venimos alimentándonos. En definitiva, métodos que nos ofrecen soluciones rápidas y sin consciencia para no hacernos responsables de nuestra salud a través de la alimentación.

Somos los creadores de nuestra salud y tenemos un compromiso con nosotros mismos.

Y hablando de alimentación, tenemos la responsabilidad de elegir los alimentos que ingerimos, teniendo en cuenta cómo se han producido, cual es su procedencia y su estacionalidad. Ingredientes como cereales integrales, legumbres y verduras producidos bajo sistemas de producción respetuosos con el medioambiente y por tanto con nosotros, fijándonos también en su estacionalidad, verduras y frutas de temporada que además de suponer un ahorro energético nos permite estar en mayor armonía con la naturaleza y poder adaptar- nos mejor a las condiciones externas. En definitiva, utilizar ingredientes naturales, ecológicos y de temporada dando prioridad a los de cercanía y evitando aquellos altamente procesados.

Cuando cocinamos, también debemos hacerlo con la intención de nutrirnos, realizando preparaciones culinarias de acuerdo a la estación para enfriarnos o calentarnos y de forma que podamos aprovechar al máximo los nutrientes y la energía de los alimentos sin desnaturalizarlos en exceso.

Y por supuesto, cuando comemos, momento del máximo disfrute, pero sin olvidar el agradecimiento, por el alimento y por su preparación, sien- do consciente del momento sin distracciones, procurando un ambiente relajado y amable para que nuestro sistema nervioso y digestivo estén en sintonía y podamos tener buenas digestiones, obteniendo así la energía necesaria en calidad y cantidad para poder realizar nuestros propósitos .

La Macrobiótica, nos ofrece toda esta sabiduría para ayudarnos en nuestra toma de consciencia, nos ayuda a conectarnos con nuestra propia naturaleza, a entender la energía de los alimentos, sus propiedades y las diferentes formas en las que los podemos preparar para darnos en cada momento lo que necesitamos dependiendo de nuestra condición.

Apostar por este conocimiento implica una renuncia, quizás a pasar menos horas en frente del televisor o en el bar para invertir ese tiempo en cuidarnos y en darnos lo que nos merecemos.

En el centro Alma ofrecemos consultas y cursos para acompañarte en el cambio a una alimentación más consciente – A través de la consulta te ofrecemos un asesoramiento y acompañamiento individualizado de acuerdo a tus necesidades realizando un diagnóstico previo.

Tenemos diferentes modalidades de cursos:

Talleres monográficos de diferentes temáticas, desayunos y meriendas saludables, alimentación para la salud femenina, repostería SIN azúcar, huevo ni leche, elaboración de patés vegetales y cocina para cada estación, etc.

Curso Anual (10 seminarios), en el que nos centraremos en los principios de la Macrobiótica para lo que estudiaremos la rueda de las cinco transformaciones de la MTC, pasando por los cinco elementos y su relación con los diferentes órganos, grupo de alimentos y preparaciones correspondientes para que al finalizar el curso el alumnos dis- ponga de las herramientas necesarias para elaborar un menú de acuerdo a las necesidades que se le presenten.

Todos los cursos tienen un gran contenido práctico porque no hay forma de aprender que haciendo, en este caso cocinando ricas elaboraciones con cereales integrales, legumbres, verduras, algas.

almanecer tecnicas holisticas holistica macrobiotica comer saludable comida sevilla

Curso Anual de Macrobiótica

Consta de 10 talleres está diseñado para que el alumno adquiera de manera progresiva los suficientes conocimientos que le permitan hacer cambios en sus hábitos alimenticios para comenzar una alimentación sana, además de integrar trucos de cuidado personal.

No se trata de una DIETA, se trata de aprender a cuidarse y conocer cuáles son las necesidades reales de cada uno, dependiendo del momento en el que nos encontremos física y mentalmente para poder alcanzar un equilibrio.

A lo largo del año no nos sentimos igual física y emocionalmente, por esa razón en los diferentes talleres pasaremos por las cuatro estaciones, aprendiendo a identificar como nos encontramos en cada una de ellas y elaborando los menús de acuerdo a nuestras necesidades.

No hay alimentos prohibidos, ni renunciamos a deliciosas y suculentas elaboraciones, solo se trata de saber elegir qué es lo que nos conviene en cada momento, aprovechando todos los beneficios que cada uno de los ingredientes y elaboraciones nos ofrecen.

No hay mejor manera de aprender que cocinando, en cada taller se elabora de forma participativa un menú completo que consta de una sopa o crema y un plato principal formado por cereal, legumbres o proteína vegetal, verduras, pickles y algas y para terminar un postre rico pero saludable .. Disfrutaremos todos juntos el menú elaborado.

Utilizaremos ingredientes conocidos y otros que descubriremos en menús innovadores con nuevos sabores además de transformar recetas tradicionales para hacerlas más equilibradas. Todos los ingredientes utilizados son de origen ecológico y de proximidad.

El alumno se lleva el recetario del menú elaborado para poner en práctica en casa todo lo aprendido junto con los apuntes del módulo que corresponda en cada taller.

Duración: taller de 10h-16h. Sábados o Domingos

Amanda Fernandez Gil

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)