Habitualmente, desde nuestro automatismo, pretendemos buscar y buscar, aquello que necesitamos (o creemos necesitar), en ocasiones nos sentimos satisfech@s porque satisface nuestras expectativas, en otros, eso que buscamos, nos decepciona e incluso frustra, porque no es lo que esperábamos. Y en muchas ocasiones, el «buscador» se obsesiona tanto con lo buscado que pierde la «perspectiva extendida», la mirada amplia que le permite encontrar lo que tiene delante, por ello, siempre propongo a alumnos y pacientes sustituir «buscar» por encontrar, lo que conlleva un cambio de enfoque, pues para encontrar es necesario otra sustitución: cambiar el «buscador» por el observador. Aprender a observar es un elemento clave, tanto para la salud, como para el desarrollo interior, siendo un indispensable en el trabajo personal.

¿Quién es el observador? Cuando Carlos Castaneda hablaba del Testigo se refería a la cualidad del ser humano para observar desde la perspectiva extendida, lo que permite realizar una observación limpia, sin prejuicios, sin juicios, sin expectativas, sin apego… Así desde la mirada amplia, es más fácil encontrar lo que Es, partiendo de una percepción directa (sin influencias) y de una interpretación limpia de lo percibido (sin condicionamientos limitantes). Considerar que hay una cierta capacidad selectiva en lo que percibimos, mediante la cual, mucho de lo que vemos se obvia, se ignora, se amplia o se deforma, al igual que mucho de lo percibido pasa por los filtros del sistema de creencias modificándose lo percibido y reinterpretándose, según escalas de valores que nos han implantado inconscientemente durante nuestra infancia y el período educacional.

El estado de observación, nos permite ampliar el campo de conciencia, incrementándose tanto la capacidad de percepción, como la de interpretar las cosas tal cual son, sin restar, deformar o añadir nada (auto engaño). Para adquirir este estado de observación, es necesario desarrollar la ATENCIÓN, el estado de presencia que nos permite estar aquí y ahora, y como he comentado en otros artículos, la base, el fundamento de la atención como estado de conciencia es la meditación, y más concretamente CONTEMPLACION.

almanecer tecnicas holisticas psicologia gestalt eneagrama crecimiento personal

En la medida que vamos desarrollando el observador, vamos reconociendo muchas cosas que antes pasaban desapercibidas, tanto en nosotros como en los demás, siendo precisamente esto que observamos de nosotros la materia a transformar, el «plomo existencial», pues un ser humano inconsciente, hipnotizado y narcotizado no sabe que es lo que tiene que cambiar sí, ya que desde el automatismo no están disponibles los programas de auto reconocimiento ni mucho menos las herramientas de transformación…

almanecer tecnicas holisticas psicologia gestalt eneagrama crecimiento personal

Reconocer. Es una palabra que se lee en ambos sentidos, permitiéndonos darnos cuenta de la forma en la que nos relacionamos con nosotros y con nuestro entorno, previo desarrollo de la atención. Reconocer es como observarnos desde la mirada limpia en un espejo y tomar consciencia de lo que acontece, de lo que pasa… Después se puede aceptar o no, que es el siguiente paso… Podemos fluir y aceptar eso que reconocemos de nosotros aunque no nos guste, y esto es previo al trabajo personal de transformación… Lo habitual es rechazar lo que hemos reconocido, y no se puede trabajar algo que se rechaza de base.

Identificación. Cuando estamos muy identificados con nosotros mismos, con nuestro personaje, con la imagen que tenemos de nosotros mismos, es muy difícil reconocer y aún más aceptar que somos una mentira (imagio: cadáver, algo muerto…). La imagen que hemos creado, sea para ser aceptado, reconocido, aprobado, sea para sentir seguridad, sea para conseguir nuestros propósitos, es una forma de manipulación que nos permite sobrevivir en nuestro entorno. Y sabiendo que me repito en esto, insisto: ¡ aquello que nos ha ayudado a sobrevivir, ahora nos impide ser!.

Eneagrama. Cada persona, según ha vivido su crianza: la forma en la que se ha tenido que relacionar con su entorno para sobrevivir, ha desarrollado un personaje (o varios), que le ha permitido salir victorioso de la niñez, de la adolescencia, aunque esa victoria, le está costando la vida, pues quién termina viviendo es el personaje y no el actor… El desarrollo del personaje ha ido produciendo corazas (rigidez corporal), fijaciones (anclaje mental) y pasiones (limitación emocional), alejándose cada vez más de su semilla. También el personaje limita los talentos de la esencia o Alma.

El eneagrama es una herramienta de auto conocimiento que nos permite reconocer y trabajar al personaje, sanarlo y recuperar progresivamente la proximidad a la esencia, pues a más se recorte esta distancia, más resonancia interna tendremos, más intuición, más espontaneidad, mayor capacidad de sorpresa, más paciencia, tolerancia, compasión… cualidades estas de la esencia. Esto también nos permite comprender la importancia de ir «decapando» o quitando capas para aproximarnos más a lo que Es. Una persona auténtica sabe que no consiste en ser diferente a los demás, es permitirse ser un@ mism@.

Lo que no eres. Tú no eres un eneatipo, tu no eres el personaje o la personalidad con la que te identificas, tu eres esencia pura. Estudiar sobre los eneatipos y ver por donde andas, cual se acerca más a lo que tu crees ser, a tu forma de reaccionar, a tus comportamientos, te puede servir de ayuda para trabajarte el dejar de ser un personaje, una personalidad y reconducirte a lo que ya eres… «quitar todo lo que sobra y dejar solo lo que es», como diría Miguel Ángel…

Para poder hacer este trabajo de «decapar» es fundamental la auto observación, que es la forma de auto conocimiento fundamental, saberlo todo de uno mismo, a nivel corporal, mental y emocional, pues los 9 personajes, se clasifican en viscerales, emocionales y menta- les y para acercarte un poquito al micro mapa del eneagrama (9 personajes), es importante por lo menos que sepas de que vas, sin olvidar que el mapa no es el territorio, porque eso es el eneagrama un macro mapa de 27 tipos diferentes de personajes (9 x 3 subtipos: social, sexual y conservación), tras pasear por el micro mapa.

Así que poco a poco, vamos viendo por donde andamos, si tendemos a ser más men- tales o más emocionales o más viscerales… que mecanismos usamos (ver artículos anteriores) y después ya veremos si somos más sociales, sexuales o nuestra prioridad es la supervivencia (conservación). El auto conocimiento, requiere pasitos de bebe, sin prisas, con mucha paciencia y tolerancia.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)