Desde la Técnica Humoral (T.H.), vemos el dolor y las contracturas, como un estancamiento humoral (estasis de sangre), que también afecta al flujo de energía. El origen del estancamiento es multifactorial, pues hay muchos factores que considerar, principalmente el pH ácido, la alimentación (tanto déficits, como excesos…), y el tipo de temperamento, sea explosivo (iracundo) o contenido (flemático).

La T. H. no trata el dolor siempre igual, considera la zona afectada desde varios enfoques, uno de ellos es la temperatura, si la zona está caliente, enrojecida o fría y pálida, el tratamiento será diferente, pues en el primer caso, hay un proceso inflamatorio agudo o caliente (Yang), que requerirá de ser enfriado, para reducir la inflamación y permitir el flujo de sangre y energía; mientras que en el segundo caso, hay un decaimiento que requiere impulso o «chispa», para calentar la zona y llenarla de sangre y energía, pues nos encontramos ante un estado de vacío (Yin).

Tanto la observación como el tacto son fundamentales para poder apreciar si nos encontramos ante un estado de estasis o de vacío. El sentir la inflamación o el caimiento de tejidos nos ayuda a comprender que es lo que está pasando, ya que el estado que podamos percibir es un indicativo de la causa.

 

Dependiendo del estado en T. H. disponemos de diferentes posibilidades para tratar el exceso por inflamación y la deficiencia por vacío. Entre las técnicas más conocidas para el síndrome de estasis están la sangría y arcilla refrescante, las ventosas escarificadas (para refrescar y hacer fluir la sangre y la energía); mientras que para los síndromes de insuficiencia usaremos moxibustión, ventosas secas, par- ches y emplastos calientes (para llenar el vacío de sangre y movilizar la energía).

En las contracturas el uso de la ventosa conjugada con aceites esenciales da unos resultados excelentes, siempre comprendiendo lo que se hace, pues puede que previamente sea necesario derivar sangre de zonas llenas a vacías o calentar los puntos de la espalda fríos y faltos de sangre.

También la T. H. usa plantas tradicionales para depurar la sangre y drenar los órganos de filtro e indicaciones dietéticas básicas para corregir el terreno ácido y alcalinizar más a la persona.

Equipo de Redacción

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)