Son un trastorno en el que las venas de la parte inferior del recto y de alrededor del ano se hinchan, se dilatan y se inflaman (en forma similar a lo que sucede con las venas varicosas de las piernas). Puede causar dolor, picazón, irritación, escozor y algunas veces sangrado; esos síntomas indican una exacerbación. También pueden cambiar el humor pues en determinados momentos agudos el paciente no puede “ni sentarse”.

Almanecer tecnicas holisticas sevilla dos hermanas autogestion para la salud hemorroides homeopatia

Son muy comunes tanto en los hombres como en las mujeres, y alrededor de la mitad de la población tiene hemorroides a los 50 años. Las hemorroides también son comunes en las mujeres embarazadas debido a la presión que ejerce el feto en el abdomen así como por los cambios hormonales, que causan que los vasos hemorroidales se agranden. El proceso del alumbramiento también ejerce presión intensa en estos vasos.

Las hemorroides son internas (dentro del ano) o externas (debajo de la piel alrededor del ano).

Causas de las hemorroides:

* Esfuerzo debido a estreñimiento crónico o diarrea

* Permanecer sentado o parado durante períodos prolongados

* Tener sobrepeso

* Embarazo o parto

* Hacer esfuerzo al levantar peso

* Características genéticas, porque las hemorroides pueden ser hereditarias

* Debilitamiento del tejido conjuntivo del recto y el ano que se produce con la edad.

Almanecer tecnicas holisticas sevilla dos hermanas autogestion para la salud hemorroides homeopatia

Síntomas de las hemorroides:

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de las hemorroides. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

* Sangre roja brillante que se encuentra en las heces, en el papel higiénico o en el inodoro.

* Irritación y dolor en el ano.

* Hinchazón o bulto duro alrededor del ano.

* Comezón.

 

¿Como se diagnostican?

La presencia de sangre en las heces puede ser indicio de otras enfermedades digestivas, incluyendo el cáncer colorrectal, de manera que es importante la evaluación completa y el diagnóstico apropiado.“El diagnóstico de hemorroides puede incluir:

* Examen físico (para examinar el ano y el recto y buscar vasos sanguíneos hinchados que indiquen hemorroides).

* Examen rectal digital (su sigla en inglés es DRE). El médico introduce un dedo enguantado lubricado en el recto para detectar anomalías.

*Anoscopia. Se introduce un tubo hueco con luz en el ano para visualizar las hemorroides internas.

*Proctoscopia. Se introduce un tubo con luz en el ano, que le permitirá al médico examinar completamente todo el recto.

* Sigmoidoscopia. Procedimieto de diagnóstico que le permite al médico examinar la parte interior de una porción del intestino grueso, y ayuda a identificar las causas de la diarrea, el dolor abdominal, el estreñimiento, los crecimientos anormales y la hemorragia. Un tubo con luz, flexible y corto, llamado sigmoidoscopio, se introduce en el intestino a través del recto. El sigmoidoscopio sopla aire dentro del intestino para inflarlo y hacer más fácil la visión interna.

*Colonoscopia. Procedimiento que le permite al médico ver la longitud completa del intestino grueso y a menudo puede ayudar a identificar crecimientos anormales, tejido inflamado, úlceras y hemorragia. Consiste en la introducción de un colonoscopio, un tubo con luz, largo y flexible, a través del recto hasta el colon. El colonoscopio le permite al médico ver el revestimiento del colon, extirpar tejido para exámenes adicionales y posiblemente tratar algunos problemas que se descubran.

El estreñimiento es, por lo general, el principal trastorno que conduce a la formación de las hemorroides, por lo que es esencial poner especial atención a la presencia de la fibra en nuestra dieta. Entre los alimentos recomendados en la dieta para hemorroides se incluyen las verduras, frutas, legumbres y granos enteros. Las verduras y frutas, entre otros nutrientes esenciales, contienen bioflavonoides, vitaminas (del grupo A, B, C y E) y minerales (zinc), que refuerzan las paredes venosas reduciendo la incidencia de las hemorroides.

Alimentos a evitar:

En la dieta para el tratamiento de las hemorroides se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas, el café, el té, el chocolate, los refrescos y los alimentos demasiados salados (conservas, quesos, carnes). De igual manera conviene evitar los alimentos picantes, los alimentos grasos (grasas animales), los fritos, las salsas, los mariscos y crustáceos, y ciertas verduras y hortalizas como el ajo, cebolla, berenjena, rábano o trufas. En su lugar, es mejor optar por alimentos ricos en fibra. Entre otros, la avena, remolacha, tomates, col, castañas, huevos, levadura en polvo, limón, melón, arándano, patatas, puerro, diente de león, salvia o yogur. La preparación de los alimentos también es importante. Es más saludables optar por métodos de elaboración más sencillos (al vapor, a la plancha) que por otros más elaborados. Hay algunos alimentos, no obstante, a los que no hay que renunciar, siempre y cuando se preparen de una manera más ligera y con menos condimentos. Los alimentos demasiado pesados (fritos, por ejemplo) y demasiado ricos en grasas son contraproducentes con la prevención de las hemorroides.

Almanecer tecnicas holisticas sevilla dos hermanas autogestion para la salud hemorroides homeopatia

Tratamiento natural de las hemorroides:

Para las hemorroides externas son de mucha utilidad los baños de asiento. Como la circulación mejora con la temperatura baja prepararemos una infusión de cola de caballo y caléndula a partes iguales y la añadiremos al agua del bidet a temperatura ambiente en invierno y fresquita en verano. Esta maniobra la podemos repetir hasta tres veces al día.

También podemos aplicar con cánula directamente aceite de oliva que como la mayoría de los aceites vegetales cuentan con omegas con poder antiinflamatorio.

Las pomadas de Hamamelis, Paeonia o Castaño de indias pueden facilitar una mejoría de la calidad de vida del paciente que sufre como dice el anuncio “en silencio”.

Para combatir las hemorroides existen un buen numero de plantas para, – mejorando la circulación- combatir esta patología ta- les como el castaño de indias (Aesculus hippocastanum) la vid roja (Vitis vinifera) , el rusco (Ruscus aculeatus) el ginkgo (Ginkgo Biloba) que tonifican el sistema circulatorio mejorando el retorno venoso.

Almanecer tecnicas holisticas sevilla dos hermanas autogestion para la salud hemorroides homeopatia

También la homeopatía nos brinda la posibilidad de combatir esta enfermedad. Por ejemplo el medicamento de laboratorios Biotica: Aesculus compuesto con una composición rica y bien modulada (Aesculus hippocastanum_ TM., Hammamelis virginiana TM., Strychnos Nux vomica D3, Paeonia officinalis D3, Collinsonia canadensis D3, Teucrium scorodonium D3, Verbascum thapsus D2, Peumus boldus TM., Sulfur D4, Aloe socotrina D4, y Natrum nitricum D3, no solo combate las hemorroides internas y externas, sino también la aparición de fisuras anales y el molesto prurito anal.

Hay que entender que la circulación de retorno va en contra de la gravedad y depende mucho por tanto de la tonicidad de nuestras venas. Las hemorroides indican mala circulación y todos estos consejos, sean externos, dieteticos, fito y homeopaticos deben ayudar a mejorar nuestra maltrecha circulación

ENRIQUE RODRIGUEZ

FARMACEUTICO

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)