“Conocer al hombre es conocer a Dios. Conocer a Dios es conocer al hombre. Estudiar al Universo es estudiar a Dios y al hombre; porque el Universo es la expresión del pensamiento divino y el Universo está reflejado en el hombre. El conocimiento es necesario para que el Ser quede libre y se conozca como Sí Mismo únicamente”.

Annie Besant

Saber algo más de lo que realmente somos, nos ayuda a transcender lo que nos han dicho que somos. Somos mucho más de lo que nos han contado, somos Espíritu encarnado en esta excelente máquina de transformación biológica que habitamos. Nuestro problema, por tanto, no es la Espiritualidad (no confundir con religión), ya somos Espíritu (no el Espíritu).

EXISTIR

Este cuerpo que habitamos no es para sufrir, es un medio para experimentar esta dimensión y a través de las experiencias transcender. Esta vida es el resultado de muchas otras vidas. La existencia radica en experimentar diferentes situaciones que nos ayuden a madurar y transcender nuestros limites (sean propios o impuestos). Podemos reducirlo todo a dos posibilidades: aprendizaje o conflicto. Solo se puede resolver un conflicto aprendiendo de él. Para ello es necesario: darte cuenta del estado en el que nos encontramos (como te afecta) y del conflicto (como lo manejas), lo que posteriormente te permitirá elegir la herramienta que te permita superarlo (expresar, perdonar, cambiar actitudes…).

Básicamente sufrimos por nuestra incapacidad de ser capaces de salir del conflicto por nosotros mismos (carencia de recursos propios). Este «freno» está estrechamente relacionado con el sufrimiento que nos produce el miedo, la culpa y la vergüenza (quedar bien); todo está muy relacionado con el condicionamiento social y religioso, que nos va programando inconscientemente desde nuestra infancia. Podemos atravesar el sufrimiento, aunque ello con- lleve dolor… superar el miedo al dolor nos permite atravesar por el centro el círculo vicioso del sufrimiento. Para ello vamos a necesitar mucha aceptación y mucho desapego, y lo más importante perseverar en el intento. Y puesto que no existe el azar (todo es causa y efecto), lo que ocurre es lo que tiene que ocurrir, pues si no fuese así, hubiese ocurrido de otra forma. Lo que Es, Es.

CAMPOS, CUERPOS Y CENTROS DE ENERGÍA

Cuando creemos (creamos lo que creemos) que solo somos materia, algo físico, estamos delimitándonos solo una parte palpable de nuestra totalidad. La materia está sustentada por la energía, al igual que una bombilla se enciende o no está conectada a una fuente que emita electricidad. Nuestra totalidad es parcial, pues disponemos de 2 Campos (morfogenético y electromagnético) y 4 Cuerpos inferiores (físico, mental inferior, emocional inferior y energético), interrelacionados por 7 centros de energía (chakras) y multitud de canales o meridianos de energía interrelacionados entre sí.

salud alternativa curso alquimia interior chakras almanecer tecnicas holisticas sevilla

Esta estructura parcial es a su vez un me- dio para desarrollar otros 3 cuerpos de rango superior (mental, emocional y ….) que permitirían integrar y completar la totalidad de nosotros mismos, pues somos un proyecto inacabado que concluye con el desarrollo total de lo que somos y que solo es posible realizar en esta dimensión o plano existencial mediante transmutaciones biológicas, que requieren de dife- rentes procesos alquímicos, que pasan desde lo denso (plomo) o virtual (maya, matrix, tonal…) a lo sutil o real (oro).

salud alternativa curso alquimia interior chakras almanecer tecnicas holisticas sevilla

Para obtener oro, el alquimista necesita el plomo, la base desde donde partir y a la vez algo que transmutar (formas de pensar o sentir, conductas, reacciones…). Partiendo de nuestro ADN actual, podemos ir realizando transmutaciones que terminan alterando nuestra biología y elevando nuestras frecuencias, pasando del viejo ser humano (el viejo mundo), al Nuevo Ser Humano, que conforma el Nuevo Mundo. Estas transmutaciones son las que llevaron a cabo seres como Gautama (Buda) o Jesús (Kristo), que llevaron a cabo transmutaciones a través de su existencia humana, que adquiriendo diferentes estados de conciencia que los llevaron a transcender lo humano (Estado Budhico, Estado Krystico).

Por tanto es el punto de partida de ser humanos, con defectos, con imperfecciones, lo que nos permite tener algo desde donde empezar a realizar los trabajos de transmutación interna. Si nos creemos perfectos, si estamos dichosos con nosotros desde el autoengaño, si no hay tolerancia ni compasión, si predomina el egoísmo, y nos mantenemos en ese punto, nuestra vida no tendrá mucho sentido y nos mantendremos en el sufrimiento del viejo mundo y en la inconsciencia del viejo ser humano, pues una consecuencia de la inconsciencia es que nos enfocamos en el exterior, en los objetos y formas, desatendiendo el interior, lo que realmente somos. En vez de usar la energía vital (la que nos mantiene vivos) para transcender, la usamos para experimentar placer, así nos enganchamos a cosas y personas, creando de- pendencias, que mientras nos satisfacen nos producen placer (el falso cielo) y que cuando nos falta nos conducen al dolor y el sufrimiento del infierno. ¿Realmente somos felices? NO. ¿Lo dudas? Vivimos más, tenemos más y cada vez hay más injusticia y sufrimiento en este maravilloso planeta que estamos destruyendo día a día. Nos consumimos mientras consumimos.

Gurdjieff decía:

«Si un hombre se entrega a todos sus deseos o los facilita, no habrá lucha interna en él, no habrá “fricción”, no habrá fuego. Pero si en aras de alcanzar un objetivo definido (transcendente), él lucha contra los deseos que le impiden avanzar, entonces él creará un fuego que transformará gradual- mente su mundo interior llevándole a la unidad.»

Este fuego transformador es la base de todo proceso alquímico, pues en el proceso de transformación del «plomo» en «oro» va pareja la purificación de la energía, de los centros energéticos y de los diferentes cuerpos, que van pasando de forma progresiva de una vibración densa a una más sutil. En este proceso de elevar frecuencias, nos vamos haciendo con el cuerpo astral, cuerpo, que como decía Gurdjieff:

«aquellos sistemas que Uds. conocen declaran que todos los hombres tienen un cuerpo astral. Esto es un profundo error. Aquello que puede llamarse “cuerpo astral” se logra únicamente por medio de la fusión, o sea por medio de un tremendo y duro trabajo interior y de un intenso esfuerzo y de una intensa lucha. El hombre no nace con un cuerpo astral. Sólo muy pocos consiguen hacerse de un “cuerpo astral”.  Si el hombre consigue hacerse de un “cuerpo astral” puede continuar viviendo después de la muerte de su cuerpo físico, y aún hasta puede renacer en otro cuerpo físico. Esto es la reencarnación. Si es que no vuelve a nacer en cuerpo físico, entonces, a su debido tiempo, también muere. El “cuerpo astral” no es un cuerpo inmortal, pero puede vivir durante mucho tiempo después de que haya muerto el cuerpo físico.

La fusión, la unidad interior, se obtiene mediante la fricción, mediante la intensa lucha entre “sí” y “no” dentro de uno mismo. Si el hombre vive sin una lucha interior, si todo le “sucede”, sin que haya la menor oposición de su parte, si es que va donde quiera que le lleven o donde quiera que sople el viento, permanecerá siendo lo que es. Pero si comienza a luchar dentro de sí mismo, y si en esta lucha hay una dirección precisa, entonces comienzan a formarse, poco a poco, ciertos rasgos, comienza la “cristalización”.»

3 CEREBROS 3 CENTROS

salud alternativa curso alquimia interior chakras almanecer tecnicas holisticas sevilla

Te imaginas lo que puede ocurrir si cada cuerpo va por un lado, haciendo lo que le apetece, sin orden ni respeto mutuo… Entramos en incoherencia, pienso y hago lo diferente de lo que siento, en unos predomina lo mental, en otros lo emocional y en otros la compulsión. Cuando Carlos Castaneda habla del camino del guerrero, no hace referencia a lo «militar», habla precisamente de la actitud con nosotros mismos que produce esa fricción, esa lucha entre el instinto, la mente (demente) y las emociones desbordadas… El campo de batalla donde se desarrolla es en nuestra existencia, en nuestro día a día. Entonces, ¿que opción nos queda para poner orden entre las diferentes demandas, tendencias y necesidades? Vivir como guerrer@s, luchando contra fijaciones, pasiones, compulsiones, rutinas, y todo lo que surge de nuestra inconsciencia, de nuestra hipnosis (creencias, educación, marketing… ) y de nuestra tendencia a narcotizarnos (evitamos el dolor y hacernos responsables).

Una de las luchas contra las que tendremos que hacer frente es contra el monstruo de nueve cabezas (Hidra), nueve pasiones, nueve fijaciones, nueve miedos, nueve formas de reaccionar, nueve actitudes ante la vida, y esto nos conduce al Eneagrama, un camino de autoconocimiento y desarrollo fundamental en los procesos de Alquimia, pues para transformar algo antes hay que saber que hay que cambiar. La idea de Gurdjieff cuando presentó el Eneagrama, era ofrecer una herramienta de autoconocimiento que nos ayudase a transcender la identificación con el «personaje» y a desmantelarlo, transformando los defectos psicológicos o pecados (error) capitales (cabeza) en virtudes, siendo la adquisición de virtud lo que nos permite incrementar la vibración de los cuerpos inferiores y a partir de este trabajo ir creando los cuerpos superiores.

salud alternativa curso alquimia interior chakras almanecer tecnicas holisticas sevilla

COGER LAS RIENDAS DEL CARRO

salud alternativa curso alquimia interior chakras almanecer tecnicas holisticas sevilla

Para comprender la complejidad de lo que somos y a la vez el potencial que subyace en todos nosotros, vamos a ver el ejemplo que usaba Gurdjieff con el coche de caballos.

«El hombre es una organización compleja. Está formado de cuatro partes que pueden estar conectadas, no conectadas, o mal conectadas. El carruaje está conectado al caballo por las varas, el caballo al cochero por las riendas, y el cochero a su amo por la voz de su amo. Pero el cochero debe oír y comprender la voz del amo, debe saber cómo conducir; y el caballo debe estar adiestrado a obedecer a las riendas. En cuanto a la relación del caballo con el carruaje debe estar correctamente enganchado.

De esta manera, entre las cuatro partes de esta compleja organización existen tres relaciones, tres conexiones. Si una sola de ellas presenta algún defecto, el conjunto no puede funcionar como un todo. Las conexiones entonces no son menos importantes que los cuerpos».

«Al trabajar sobre sí mismo, el hombre trabaja simultáneamente sobre los «cuerpos» y sobre las “conexiones “. Pero se trata de dos clases de trabajo. “El trabajo sobre sí debe comenzar por el cochero. El cochero es el intelecto. A fin de poder oír la voz del amo, ante todo el cochero no debe estar dormido se debe despertar. Luego, puede suceder que el amo hable un lenguaje que el cochero no comprenda. El cochero debe aprender este lenguaje. Cuando lo sepa, comprenderá a su amo. Pero esto no basta, debe también aprender a conducir el caballo, a engancharlo, a alimentarlo, a cuidarlo, y a mantener bien el carruaje – porque no serviría de nada el que comprenda a su amo, si no está en condiciones de hacer algo.

El amo da la orden de partida. Pero el cochero es incapaz de marchar porque no ha alimentado al caballo, no lo ha enganchado, y no sabe dónde están las riendas. El caballo representa las emociones. El carruaje es el cuerpo. El intelecto debe aprender a gobernar las emociones. Las emociones siempre arrastran al cuerpo. Este es el orden en que se debe llevar el trabajo sobre sí.»

«Pero fíjense bien: el trabajo sobre los “cuerpos “, es decir sobre el cochero, el caballo y el carruaje, es una cosa. Y el trabajo sobre las “conexiones “, es decir, sobre la “comprensión del cochero “ que lo une a su amo, sobre las “riendas “ que lo conectan al caballo, sobre las “varas” y los “arneses “ que conectan el carruaje con el caballo – es algo totalmente diferente.»

«Sucede a veces que los cuerpos están en excelente estado, pero que las «conexiones» no se establecen. Entonces, ¿de qué sirve toda la organización? Como sucede con los cuerpos no desarrollados, la organización total es entonces inevitablemente gobernada desde abajo. En otras palabras: no por la voluntad del amo, sino por accidente.» (Más info AQUÍ)

salud alternativa curso alquimia interior chakras almanecer tecnicas holisticas sevilla

Somos mucho más de lo que creemos, habitamos un máquina biológica de transformación cuyas capacidades desconocemos, y que a través de los trabajos de transformación podemos llegar a Ser y completar el trabajo inacabado experiencia a experiencia, existencia a existencia, vida a vida, hasta completarnos.

El viaje del Alma requiere transformacio- nes, cambios, para su desarrollo… El curso de Alquimia Interior te permitirá conocerte, apren- der que eres y cual es el sentido de tu existen- cia. Aunque la palabra trabajo, asusta, los dife- rentes trabajos de transformación nos permitien estar más sanos, sufrir menos, vivir desde el Ser, ser los amos (de nosotros mismos) y dejar de ser esclavos de nosotr@s y del sistema.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)