EL SENTIMIENTO DE CULPA

Nuestra mente se encuentra muy identificada con el cuerpo y el cuerpo es frágil, envejece y se queda sin vida en un tiempo concreto. La contrariedad principal de esta identidad, es que mucha gente cree que su mente es tan delicada como su cuerpo y especula a un nivel profundo que puede ser atacada.

Este paralelismo de la mente como si fuera el cuerpo es lo que propicia el miedo, pues el sentido de creerse vulnerable contempla que la mente deba defenderse de los ataques para evitar el sufrimiento.

La culpa es una forma de ataque. Surge cuando decidimos pensar que alguien ha cometido un desliz o una falta o que no se ha comportado de forma correcta. También surge cuando pensamos que nosotros mismos hemos hecho algo mal.

Culpamos a otros o nos sentimos culpables. Ambas formas son dos variables del mismo sentimiento de culpa.

Al manecer Sevilla centro holistico un curso de milagros culpa

Mediante la culpa identificamos a otras personas o a nosotros mismos con ese desliz y sentimos miedo a ser castigados. Siempre que nos sentimos culpables tenemos miedo de que nos castiguen o nos rechacen. Y es la propia culpa lo que genera miedo, rechazo y sufrimiento pues en si, la culpa es un error de nuestra percepción que confunde la verdad con lo falso.

Según U.C.D.M. toda persona es inocente en esencia y enfocar la atención en lo criticable o defectuoso es una manera de enfocarse en el error de que no somos UNO, y también es olvidar la esencia de lo que somos. Olvidamos el amor que nos conforma.

Solo se adquiere un cambio vibratorio y una toma de conciencia cuando la mente deja de culpar y de culparse y se encuentra confiada y abierta. La culpa no es necesaria para mejorar ni para comprender.

Al manecer Sevilla centro holistico un curso de milagros culpa

La persona que se identifica con la culpa y el sufrimiento se convierte en una víctima, ya que ha convertido al ataque en una creencia muy profunda. El victimismo sumerge a la persona en la depresión ,pues en lo más profundo es un rechazo a la vida. Es un círculo vicioso que comienza con la decisión de culpar a otros o a si mismo y que solo termina con la decisión consciente de per- donar a otros y a uno mismo.

Hay que cambiar de pensamiento. El sufrimiento no sirve para nada positivo.

Es inútil atacar a otros o a nosotros mismos imaginando situaciones de carencia o apuro. Esa imaginación no ayuda a salir del círculo vicioso del miedo y la culpa.

Al manecer Sevilla centro holistico un curso de milagros culpa

UCDM nos indica que para cambiar la percepción de la culpa debemos pedir ayuda, pues es difícil salir del círculo vicioso del sufrimiento por uno mismo.

Solo aceptando la ayuda del Universo Superior o Dios, a través de su interprete el Espíritu Santo el éxito se incrementa y la paz se instala en la mente.

Ma LUZ MOTA Psicóloga y Profesora de E.E.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)