La actividad humana está alterando el clima mundial. Ya se sabe que los efectos serán muy graves para el medio ambiente, la economía y la sociedad. Los gobiernos de los países más industrializados, con la vergonzosa excepción de EE.UU., han aceptado el Protocolo de Kioto para reducir las emisiones, pero la mayoría no hace lo suficiente para cumplirlo. En particular España es el quinto emisor de la UE y uno de los países del mundo más alejados de su objetivo de Kioto.

Sin embargo, la ciudadanía también tiene un papel importante y muy directo en la solución de este problema: el uso que hacemos de la energía en nuestra actividad diaria (en el transporte, calefacción, el aire acondicionado, etc.) contribuye a las emisiones de CO2, el principal gas de invernadero. Si hacemos un uso eficiente de esa energía, eligiendo tecnologías que ahorren y prescindiendo de excesos de consumo, seremos parte de la solución al Cambio Climático y sabremos exigir a nuestras administraciones y políticos que hagan su trabajo para frenarlo.

Al manecer centro tecnicas holisticas activismo ecologico sevilla

El cambio climático

El cambio climático es el conjunto de grandes y rápidas perturbaciones provocadas en el clima por el aumento de la temperatura del planeta. Es el problema ambiental más importante al que se enfrenta la humanidad.

Gracias al efecto invernadero natural puede existir vida en la Tierra. Los rayos que nos llegan del Sol actúan así al llegar a la atmósfera: Hay una parte que ni siquiera puede entrar, otra parte es reflejada por las nubes, otra es ab- sorbida por la atmósfera. De lo que llega a la superficie, una parte es absorbido en forma de calor, otra se refleja y sigue rebotando en la atmósfera, y otra se escapa al espacio. El resultado final es que se produce un calentamiento que si no existiese la atmósfera sería imposible, y las diferencias entre la noche y el día serían de más de 100 grados. Ocurre como en los invernaderos, la atmósfera sería como los cristales.

Cuando hay en la atmósfera demasiada cantidad de ciertos gases como el Dióxido de Carbono (CO2) o el Metano (CH4), la parte de rayos de Sol que se escapa de la atmósfera es menor. El resultado es que la temperatura de la Tierra aumenta más de lo normal.

¿Cómo se provoca el cambio climático?

Nosotros en nuestra actividad diaria producimos los gases (principalmente CO2) que causan el cambio climático. La mayoría de la electricidad se produce en centrales térmicas quemando combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas), que emiten CO2.

En nuestra actividad diaria producimos los gases (principalmente CO2) que causan el cambio climático:

– Consumo eléctrico:

La mayoría de la electricidad se produce quemando combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas), que emiten CO2, en centrales térmicas. Sin embargo, cada vez dependemos más de la electricidad.

– Transporte motorizado:

Los coches y las furgonetas emiten el 20% del C02 procedente de los combustibles fósiles. Para que ello sea posible, cada año consumimos en el estado español 46 millones de toneladas de petróleo crudo, más de 8 barriles por habitante.

– Calefacción:

Las calefacciones de carbón, gasóleo, gas (combustibles fósiles) y eléctricas también emiten gran cantidad de CO2. Cuando una casa no está correctamente aislada o pretendemos permanecer en ella sin abrigo alguno, el uso de la calefacción es ineficiente.

– Aparatos de aire acondicionado:

Los aparatos de aire acondicionado también necesitan mucha energía que emite CO2 y, sin embargo, en bastantes ocasiones se hace un uso exagerado de ellos en verano.

– Modelo de consumo:

Nuestro modelo de consumo cada vez supone un mayor despilfarro energético: la dependencia del transporte motorizado y el aumento de las distancias, el gasto creciente en fabricar un mayor número de envases y los efectos ambientales debidos a su eliminación o aprovechamiento.

Al manecer centro tecnicas holisticas activismo ecologico sevilla

El consumo de energía

El gran consumo de energía es la principal causa del cambio climático.

Cada día consumimos más energía. Cualquier actividad que realicemos (movernos, cultivar la tierra, comer, viajar, iluminar una habitación,…) consume energía. Para satisfacer nuestras necesidades cada vez consumimos más y más energía.

Y, además de malgastar la energía, resulta que las fuentes de energía primaria que utilizamos no son las más limpias.

Un cambio necesario

Todos los seres humanos, y no sólo los del “Primer Mundo”, tenemos derecho a consumir energía suficiente para alcanzar una mínima calidad de vida. Si el consumo de ésta es contaminante y puede impedir el futuro de la vida, hay que ajustarlo a un nivel sostenible para el planeta e igualitario con nuestros semejantes. Esto supone:

– Emplear las fuentes energéticas menos contaminantes (energías renovables).

– Aumentar la eficiencia en la obtención de energía al máximo.

– Y, sobre todo, poner un límite por persona al consumo de energía.

Las recetas para frenar el Cambio Climático son bien conocidas:

 Ahorrarenergía

 Usarla con más eficiencia, y

 Promocionar las fuentes renovables

 

En primer lugar, es necesario evitar consumos superfluos de energía. Además, las posibilidades de ahorro son enormes sin una merma de bienestar: una casa bien aislada consume menos de la mitad de energía que otra que no lo está para mantener la misma temperatura en el interior; el transporte público consume muchísima menos energía que el vehículo privado para llegar al mismo sitio…

Al manecer centro tecnicas holisticas activismo ecologico sevilla

Iluminación

– Las lámparas de bajo consumo duran ocho veces más y consumen la cuarta parte que las bombillas normales. Son más caras, pero se amortizan rápidamente.

– No dejemos luces encendidas que no iluminan a nadie.

– Limpiar con regularidad las fuentes emisoras de iluminación.

– La luz del sol es gratuita. Siempre que poda- mos, utilicemos iluminación natural.

Electrodomésticos

– Elijamos electrodomésticos eficientes cuando cambiemos uno, o lo compremos nuevo. El etiquetado energético es obligatorio para lavadoras, frigoríficos, secadoras, congeladores y lavavajillas (no confundir con la potencia consumida). El etiquetado energético establece siete categorías de eficiencia, de la A (la mejor) a laG.

– La nevera es el electrodoméstico que más gasta. No abrirla innecesariamente, ni colocarla cerca de focos de calor. Comprarla de un tamaño que se ajuste a nuestras necesidades.

– Cocinar con gas produce un 60% menos de CO2 que hacerlo con electricidad.

– Cocinar con cacerolas tapadas y con fondos de diámetro superior al del fuego que los calienta.

– Lavar siempre que podamos con agua fría. El 90% del consumo de energía eléctrica de una lavadora se consume al calentar el agua.

Agua caliente sanitaria

– Por cada familia que caliente el agua de consumo doméstico con gas natural en ves de con electricidad se evita emitir 1⁄2 de CO2 al año. Si se hace con energía solar la emisión es cero.

– En una ducha se consume 1/3 de agua y energía que un baño.

– El agua calentada con energía solar térmica es más económica y ecológica que si se ca- lienta con otro tipo de energía.

– Instalar contadores individuales para el agua caliente disminuye el consumo en un 20%.

Aire acondicionado

– Las temperaturas de refrigeración de edificios dependen en una parte importante de costumbres sociales. No es necesario fijar una temperatura ambiente a menos de 25oC (a mucha gente, incluso, le molesta una temperatura muy baja).

– También lo principal en este caso es el aisla- miento; el calor que no entra no lo tendrás que sacar y ahorrarás más dinero y energía. Utiliza habitualmente las persianas y disfruta de los toldos.

– ¿Y qué tal un ventilador? Te refrescará de 3 a 5oC con un consumo de energía mucho menor.

Transporte

– El autobús consume 15 veces menos de ener- gía por viajero que un coche particular.

– Conduciendo con suavidad y velocidad mo- derada viajamos más seguros y consumimos menos combustible. Pasar de 90 a 120 km/h aumenta en un 25% el consumo de energía.

– El tren convencional es un medio de transpor- te más eficiente que el transporte por carretera y además es más seguro y respetuoso con el medio ambiente.

– El avión, el automóvil y el AVE son los tres medios de transporte que más energía consumen.

– La bicicleta es una magnífica alternativa para desplazarse distancias cortas.

Urbanismo y arquitectura

– Una buena orientación de la vivienda reduce las necesidades energéticas para climatización e iluminación. En nuestro país la orientación mejor es sur a mediodía.

– Elementos arquitectónicos como la forma de la vivienda, aleros, paredes, etc. reducen de manera importante los gastos de climatización.

– El arbolado y pantallas vegetales favorecen que nuestra casas esté fresca en verano.

– Las administraciones deben reglamentar la instalación de paneles solares para satisfacción de las necesidades energéticas de las viviendas.

Al manecer centro tecnicas holisticas activismo ecologico sevilla

 

Calefacción

– La temperatura no debe sobrepasar los 20oC, por cada grado más se consume de un cinco a un siete por ciento más de energía. Instala sistemas de regulación o termostatos.

– Lo fundamental es el aislamiento detrás de los radiadores situados en las paredes exteriores, en cierres de puertas y ventanas, etc. Un centímetro de aislamiento térmico es tan eficaz como 1⁄2 metro de hormigón.

– La calefacción eléctrica puede que te parezca limpia, ya que no contamina en tu ciudad, pero sí lo hace en el lugar donde se produce (centrales térmicas, produciendo lluvias ácidas; nucleares que generar residuos radiactivos…).

– No dejes encendida la calefacción por la noche. Si la casa ha estado a 20oC y cierras persianas y cortinas, seguramente no bajará de 15

o 17oC, temperatura muy buena para dormir.

– Ventilando la vivienda en invierno no más de diez minutos antes de encender la calefacción, evitamos que las paredes pierdan el calor acumulado.

– La calefacción por paneles solares térmicos es la forma más ecológica de calentar una vivienda.

Podemos contribuir a frenar el cambio cli- mático. Pon en práctica estos consejos y estarás poniendo tu granito de arena. Y recuerda que la energía menos contaminante es la que no se consume

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)