Cuando las cosas no van como nos gustaría o no se cumplen nuestras expectativas o deseos o ilusiones o fantasías… es cuando «mal despertamos de lo rutinario», pensamos y decidimos en cambiar a los demás o cambiar al mundo. Seguramente, si estás leyendo esto te habrás dado cuenta de que no es posible cambiar a los demás, es un esfuerzo inútil, mucho menos cambiar al mundo… En vez de ello, te propongo algo que te puede ser de ayuda: puedes dirigir esa energía en cambiarte a tí, en cambiarte tú, entonces podrás aprovechar esta existencia para realizarte y «llegar a Ser».

De esto va el curso sobre Alquimia Interior, de tu transformación de máquima-biológica-programadacompulsiva a convertirte en un Ser Libre, libre de creencias, de condicionamientos, de compromisos, de falsas responsabilidades, de apegos y dependencias. Ser original no es ser diferente, es SER tu MISM@. Es el cuerpo que habitamos, la máquina biológica el medio a través del cual podemos realizarnos, puesto que es el único cuerpo que permite la transformación alquimica necesaria para acceder a los cuerpos superiores. Somos un proyecto realizado a imagen y semejanza pero sin terminar. Este es nuestro sentido existencial.

Para llegar a esa Conciencia de Ser, hay que pasar por una serie de procesos y experiencias que requieren de herramientas y técnicas, que son las que te ofrece este curso, permitiéndote abordar tu existencia desde el potencial que eres y que está adormecido, por lo que es imposible su desarrollo. Realizarte es experimentar la vida desde tu Ser y no desde tu personalidad o el «personaje», que es el sustituto de aquello que habita tu cuerpo: tu Ser, tu Esencia.

La atención y el acecho son herramientas que junto con el eneagramate ayudarán a descubrir lo que no eres. A partir de ésta percepción usaremos la personalidad como vía de retorno para llegar a tu Ser. Utilizaremos esencias florales para la transformación interior (aúreas: aúreo: dorado: real) que te ayudarán a ir «desmontando» lo añadido o adquirido en esta existencia y que se inicia en tu infancia (la doma de los padres y el chantaje emocional). Este primer paso de «darte cuenta» es la base sobre la que se realiza el «trabajo» de transformación del plomo (denso) en oro (dorado: real -no ilusión-,maya, matrix).

El conocimiento Tolteca (Juan Matús, Castaneda, Miguel Ruiz, Victor Sanchez) va a sentenciar el proceso en «dejar de ser la mentira» (personalidad) para empezar a vivir sin mentiras, sin culpas y con corazón. La impecabilidad no permite justificaciones ni concesiones, lo que nos conduce a ser honestos y coherentes. Este es el «combustible» que movilizará el motor de vivir con consciencia y plenitud. 

Pero en todo proceso de transformación hace falta mucha energía (combustión de los 3 calderos) y para ello usaremos técnicas de Qi Gong y meditaciones taoístas, que serán definitivas en el proceso del correcto uso de la respiración, de la alimentación, del ejercicio psicocorporal y de las transformaciones psicoemocionales. Las meditaciones dinámicas de Osho son el elemento fundamental en todas las «catarsis». Todo cambio requiere ser consciente. 

Mientras exista el «dolor o el resentimiento del pasado» o la «preocupación del futuro» no hay presente, y sin presente solo hay desgaste. Tu historia personal es la suma de eventos que han ido reafirmando tu personalidad (lo que no eres) y ello ha dado lugar a un desarrollo de esta, incapacitando el desarrollo de tu Ser o Esencia. Experimentar la existencia desde la personalidad produce conflictos a nivel psicoemocional, que a su vez generan veneno emocional (resentimiento, ira, amargura, frustración). Tu no eres la personalidad, por tanto tampoco eres el veneno que te consume. Otra pieza a trabajar será el veneno emocional y deshacernos de los «enganches» emocionales, mediante el uso de la recapitulación y esencias florales específicas. 

Si quieres comprender la causa de tus sufrimientos o estás cansad@ de la vida rutinaria o sientes que debes cambiar porque tu existencia carece de sentido: atrévete a dar unos pasos en un camino con corazón, ten el valor de dejar de engañarte, no te dejes engañar más, empieza a afrontar tu vida desde lo más auténtico de tí mism@: tu SER.

1. SOMOS

Somos un potencial (semilla) de Amor, Energía y Conciencia. Sin embargo, nos han dicho que tenemos ese potencial, pero insisto SOMOS ese POTENCIAL, no es lo mismo tener que Ser. El «implante» que crea la necesidad de tener (que sustituye a la semilla) nos hace enfocar nuestra vida desde la propiedad, la posesión, la necesidad de tener, desviándonos de utilizar y desarrollar el potencial que nos permite Ser. La idea fundamental es que esa semilla se encarna en este plano o dimensión para experimentar una serie de sucesos existenciales a nivel físico, mental y emocional a través de los que se puede desarrollar dicho potencial en forma de paciencia, compasión, desprendimiento…Pero, si en vez de experimentar desde el aprendizaje y la enseñanza (que cada situación lleva implícita) ofrecemos resistencia (dualidad ->elección -> separación) y nos desconectamos de nuestra Esencia (intolerancia, impaciencia, egoísmo…), por el miedo a perder o a dejar de ser el modelo o imagen (imagio: cadáver) que se espera o supone de nosotros con respecto a nuestras relaciones, entonces generamos un conflicto, una especie de «cortocircuito» que rompe la conexión entre los centros mental, emocional y biológico, provocando un desequilibrio de tipo psicoemocional, que dará como resultante una caída del potencial bioenergético y alteraciones transitorias de salud (ATS), esto es, una tendencia a somatizar en el cuerpo dicho conflicto, que representa de forma metafórica la causa del bloqueo y a la vez, el trabajo interior para resolver el conflicto. Las afecciones (síntomas y signos) no son para enfermar y morir, si no para aprender del padecimiento y transcender el bloqueo, resolviendo así el conflicto fundamental (entre implante y semilla) siendo la forma de volver a conectar e integrar todos los elementos separados en una Unidad.

Todo trabajo de transformación (alquimia) está orientado a la Unidad y a la vez, al desarrollo de la semilla, lo que requiere Amor (A: donde no hay, MOR: muerte), Conciencia (Ser consciente: darse cuenta, comprender) y Energía (fluir manteniendo y respetando la vida: agradecer), que son los elementos que ayudan a que la semilla se desarrolle: Sentir y Saber para Ser. Cualquiera de los elementos que constituyen la semilla, si se desconectan y se desarrollan de forma individual (diabolo, diabolei: lo que separa), generan un desequilibrio que irá en detrimento del desarrollo del Alma. 

Sin embargo el correcto uso de nuestro potencial, siempre irá encaminado al Crecimiento y a la Expansión, que son las consecuencias de todo proceso Evolutivo y que siempre está dirigido a la Integración, a la Unidad (Yug: yoga / religio, religare: reunir, unificar -dejar de estar o sentirse separado de la Fuente o el Origen-). 

Nuestra Esencia es como una radio que emite ondas o frecuencias en forma de Amor, Conciencia y Energía, todos los elementos que necesitamos para aplicar nuestro potencial interior y desarrollarnos. Ello implica estar conectados con esa fuente (alineación: mantener el contacto con la Esencia o con la Fuente), siendo el fundamento de estar en el mundo sin ser del mundo. Hay que estar pero sin dejar de Ser (alienación: dependencias, hábitos).

Esta semilla, que viene del Cielo Anterior (lo incognoscible) trae un «paquete de información» donde se incluye el sentido de nuestra reencarnación (sentido existencial y esencial), así como los aprendizajes y experiencias pendientes y necesarias para ir modelándonos a través de nuestra forma de experimentar la vida y a la vez, desarrollarnos a través de la aplicación de sus potencialidades (Virtudes). En el proceso de densificación o concreción desde lo Espiritual a lo Material (encarnación), se van adquiriendo elementos que se montan sobre lo propio, esto es, en nosotros hay información propia, que forma parte de nuestra Esencia (origen), y hay información que vamos añadiendo, habitualmente de forma inconsciente (educación) y otras que forman parte del propio crecimiento estructural (cuerpo físico), y que se desarrollan cada 8 años en la mujer y cada 7 años en el hombre. A más elementos se vayan adquiriendo y desarrollando, mayor distancia vamos poniendo entre nuestra Esencia y el momento en el que nos encontramos a nivel existencial, lo que genera mayor dificultad para conectar y recibir información esencial (alienación: desconectar de la Esencia).

El sentido existencial o el sentido de tu vida, no es ser mejor o más que…, no radica en ser buen@, ni el/la más obediente, no tiene nada que ver con cumplir las expectativas de otros (principalmente los padres o de la pareja), ni con ser algo o alguien, tampoco consiste en perseguir imágenes de éxito y/o aprobación, el sentido de tu vida es simple, es vivir cada momento de tu existencia siendo lo que eres y no lo que te han dicho que eres o te han hecho creer que eres. Los Trabajos de Alquimia Interior te ayudarán en este descubrimiento, inicialmente en descubrir lo que no eres, que es lo que te impide verte.

2. CHAMANISMO TOLTECA: ATENCIÓN Y ACECHO (RANGO DE CONCIENCIA)

Hemos sido condicionados desde antes de nuestro nacimiento, ya en el vientre de nuestra madre hemos sufrido la influencia del exterior y hemos sentido los miedos de otros, miedos ancestrales, inexistentes y que son tan irreales como las creencias. Hemos sido programados inconscientemente, sin darnos cuenta, pero cediendo al chantaje emocional y al miedo, por tanto, solo siendo conscientes podemos romper las cadenas del adormecimiento, de la inconsciencia y de la influencia tirana del subconsciente.

La atención es un estado de auto observación, que está por encima de lo mental, a través del cual vamos tomando distancia de lo fenoménico, de lo influenciable, del conductismo y vamos dándonos cuenta de lo que no somos, partiendo de una actitud carente de prejuicios, implicaciones e identificaciones. Igualmente, este estado de estar atentos y pendientes (sin tensión, relajados), es la base sobre la que se desarrolla el crecimiento interior y el despertar, puesto que requiere mantenerse a través de nuestra voluntad, así empezamos a recuperar la libertad y la conciencia perdida por nuestro «adormecimiento», ya sea por comodidad, hábitos, rutinas o por mantenernos en nuestra área de seguridad (lo conocido y que está bajo control). La muerte siempre está ahí como consejera, por tanto, no nos podemos «dormir en los laureles». 

Puesto que todos tenemos rutinas que sustentan el adormecimiento y que se basan en formas de acrecentar la comodidad y la seguridad (nos aterra lo desconocido), a partir de la ATENCION, vamos a desarrollar una estrategia que se denomina el ACECHO, que es la forma a través de la cual vamos a aprender a actuar, a sentir y a pensar desde la NO-PROGRAMACION, esto es, a vivir con la mayor libertad posible, reduciendo en nosotros lo que es influenciable. 

El acecho no enseña a «cazarnos», a darnos cuenta de nuestras rutinas, de nuestros hábitos, nuestras compulsiones, así como de todo lo que no somos y donde está el trabajo, lo que hay que cambiar. Mejor cazarnos nosotros mismos a que nos cace el sistema y nos mantenga esclavizados y dormidos, esto es: ocupados – > trabajar para pagar -consumir-, preocupados -> crisis, paro, terrorismo, gripe A -miedo- y distraídos -> una forma de matar el tiempo -perderlo- y de seguir consumiendo. 

3. ENEAGRAMA (RANGO DE LA MENTE)

Gracias al manejo del Acecho iremos tomando consciencia de lo que no somos, de nuestra personalidad con la que nos identificamos. Es como un actor que se cree el personaje y olvida lo que es. Igualmente iremos observando y reconociendo nuestros mecanismos de defensa, nuestro comportamiento circunstancial, nuestras rutinas y esto que descubrimos, una vez aceptado es lo que hay que cambiar.

El Eneagrama es una herramienta indispensable para reconocer los «pecados capitales» (pecati: error; capita: cabeza -> errores de la cabeza o defectos psicológicos), desmontar nuestra personalidad y transformarnos hacia la virtud, ya que no ofrece un mapa de los 9 tipos más importantes de personalidad y que interfieren en la conexión con nuestra auténtica naturaleza. 

Esta es una herramienta fundamental para desmontar las creencias, los miedos, las culpas y todos los programas de condicionamiento y automatismo que nos han implantado. En la práctica, la transmutación de los defectos psicológicos en virtudes, es la fusión del acecho y del eneagrama.

4. QI GONG (RANGO DE LA ENERGÍA)

Solo a través de este cuerpo podemos experimentar otros aspectos y manifestaciones de la Conciencia. No solo somos cuerpo y mente, ni estas estructuras están separadas, la existencia es una. El cuerpo es solo la parte más densa de la Conciencia, que sería lo más expandido. Cuerpo y mente no son dos cosas, sino estructuras necesarias para que la Conciencia experimente esta dimensión a través de la encarnación (el Espíritu y el Alma se encarnan o habitan este cuerpo que nos presta el planeta Tierra – Gea – para la experiencia de esta existencia -somos experimentadores de la existencia y exploradores de la conciencia-). 

Qi Gong es el manejo correcto de la energía, que es, según el contexto Tolteca uno de los objetivos de vivir impecablemente. A través de la respiración y diversos movimientos conscientes, iremos conociendo primero nuestro cuerpo físico y posteriormente el cuerpo energético. Los movimientos de Qi Gong ayudan a desbloquear la energía, permitiendo que esta fluya con más facilidad, mejorando el abastecimiento a tejidos y órganos. También ayudan a limpiar estas energías y a reconducirlas con nuestra intención (el intento) allí donde sea más necesaria, siendo una de las bases de la sanación con las manos.

Las meditaciones taoístas y las dinámicas de Osho, te ayudarán a ir parando la inercia y el automatismo para llegar a experimentar el no_hacer, y así poder fluir sin ofrecer resistencia (Wu Wei), esto ayuda en la aceptación progresiva de la existencia, del vivir aquí y ahora, de convertir cada momento en una parte de la eternidad. 

5. ESENCIAS FLORALES (RANGO PSICOEMOCIONAL)

Son las catalizadoras entre los diferentes rangos o planos (mental, emocional, físico o somático, energético) colaborando en todos los niveles, limpiando las impurezas de la sangre, deshaciendo los bloqueos energéticos y de tipo psicosomáticos, haciendo comprender las lecciones de vida ocultas tras las afecciones psicoemocionales y actuando en el reajuste de las áreas cerebrales, paso este indispensable para la metanoia y la adquisición de una Conciencia Despierta.

Además de las flores, utilizaremos una técnica Chamánica Tolteca: la Recapitulación, como técnica que nos ayudará a recuperar la energía puesta en los conflictos del pasado y en la resolución de conflictos que están bloqueando nuestra evolución ante la falta de aprendizaje. Para llegar a la Recapitulación (2º nivel del curso), antes hay que haber aprendido el arte del acecho y a parar el dialogo interno. 

6. SER o NO SER, ESA ES LA CUESTIÓN

Solo tu, exclusivamente tu, eres el/la responsable de tu vida. No hay culpa ni culpables, solo creencias y programación (condicionamiento). Para hacerte responsable antes tienes que aceptar que solo existes, y que tu existencia está condicionada, programada o determinada por tus creencias y que tu entorno, lejos de ayudarte a despertar del «sueño del planeta» te adormece y te aniquila poco a poco, haciendo que te consumas mientras sigues consumiendo. Por tanto, la idea es usar toda tu Conciencia, todo tu Amor y toda tu Energía en despertar. Despertar empieza por darte cuenta de tu adormecimiento, lo que te llevará a aprender a estar (presencia: aquí y ahora).

La práctica del estar te irá llevando progresivamente a una vida existencial más plena y a la vez a tu auténtica naturaleza, que es un estado consciente de Ser. Ser siendo, siendo se Es. 

existir -> Estar -> SER 

Todos existimos y no todos estamos, vivimos mucho en la culpa del pasado, y en las preocupaciones del futuro. No hay presencia. Aprender a estar presentes es fundamental para que podamos usar la experiencia, en vez de que sea la experiencia (las circunstancias) las que nos manejen a nosotros (al personaje). Desde el estar podemos ir decapándonos, despojándonos de todas las capas y corazas que hemos ido creando y que han ido distanciándonos de nuestro núcleo esencial, del Ser que ya SOMOS.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)