Se ha escrito y se sigue escribiendo mucho sobre Fin de Ciclo, Kali Yuga para la Tradición Hindú, las Profecías Hopi, Maya, Nostradamus, los calendarios Egipcio, Maya e Hindú (Yugas), nos han ido dando pistas para prepararnos para este acontecimiento Estelar: nos aproximamos al Sol Central, (Hunab Ku para los mayas, Alcyone para los astrólogos), los que conlleva salir de la oscuridad y entrar en el amanecer. En un artículo anterior, ya dije que las profecías no están para cumplirse, ni para meter miedo, nos avisan de los cambios necesarios o ajustes, nos preparan para acontecimientos si no hay un cambio de conciencia.

Hay varias cuestiones, la primera y quizás la más importante es esclarecer que es un cambio de conciencia, lo que nos lleva a la palabra griega metanoia: cambio de mente y de la información que ésta maneja y que de alguna forma la condiciona. La mente es dual, por ende, separa lo bueno y lo malo según un esquema mental, creencia o educación. Esta tendencia a separar nos conduce a experimentar esta realidad parcial o virtual rechazando lo que nos hace sentir inseguridad e incomodidad, y aprobando todo lo que nos beneficie, alejándonos de la Unidad. Este esquema de separar o dividir (en latín diabolo: separar) nos permite comprender la gran dificultad para que la humanidad se unifique en una conciencia común, lo que genera propiedades, fronteras, partidos políticos, diferentes religiones, en definitiva diferentes intereses, que sumado al miedo que genera el sentimiento de separación y de rechazo, nos conduce al enfrentamiento y a la reafirmación de la separación. 

Los miedos, a la separación, al abandono, a la soledad, a no tener, a no ser algo o alguien, a pasar hambre, a tener que pedir, a vivir, a morir, nos impiden comprender el concepto de unidad y nos llevan a establecer uniones por intereses y no por un bien u objetivo común, de hay viene la palabra comunidad: común-unidad. Vivir desde el interés y separado, buscando la gratificación y el beneficio propio es egoísmo. Llegados a este punto podemos decir dos cosas el egoísmo es consecuencia del miedo y ambos tienen una clara tendencia a separar_nos. Esto nos lleva a cuestionarnos dos preguntas ¿Cómo dejar de tener miedo? ¿Cómo dejar de ser egoístas? El ser humano para transcenderse y ser un héroe (el que supera el estado de esclavitud de sí mismo, de las creencias y del sistema de control) o aprende por trabajos conscientes (los 12 trabajos de Hércules) o aprende por crisis. bendita crisis si en vez de estar en el miedo y el egoísmo, estás en la Conciencia de Ser y en vez de conflicto, eliges aprendizaje. pero para poder hacer todo esto es necesaria una metanoia, y ni las religiones (religare:unir) ni la educación que hemos recibido nos han enseñado a transcender la mente dual, lo que nos permitiría vivir en común_unidad.

La otra cuestión es el estado deplorable de esta civilización, no solo a nivel de salud física, también a nivel psíquico, emocional, energético y evidentemente espiritual. Nuestro estado real es que estamos profundamente dormidos en el sueño del planeta (Castaneda los llama 1ª atención, en la Indía maya y actualmente lo llamamos también matrix o realidad virtual). Además de dormidos estamos profundamente hipnotizados e identificados con los destellos del mundo de la manifestación, ya sea televisión, marketing…las sombras del Mito de la Caverna de Platón. Y finalmente, estamos en un estado de total amnesia, no sabemos quienes somos ni para que estamos aquí. En este estado es muy difícil comprender los mensajes que la Tradición nos ha ido ofreciendo a los largo de 25.000 años, avisándonos de que tenemos que hacer para llegar a Ser y nutrirnos de la Luz de la Conciencia, que es hacia lo que vamos con el movimiento de nuestro sistema solar hacia el centro de la galaxia (las Pleyades).

En semejante estado no estamos preparados para recibir semejante «fogonazo» de consciencia. A nuestro estado de dormidos (o inconscientes), de hipnosis y de amnesia tenemos que sumarle la consecuencia del evento galáctico: tanto la mucha luz, como la oscuridad nos impiden ver, o sea, que nuestra falta de enraizamiento con el planeta, de alineación con la Fuente (el Sol Central), va a generar a los que no estén preparados para recibir semejante impacto, confusión y más incertidumbre. Sin embargo si estamos enraizados con el planeta Madre o «escuela», alineados con la Fuente, estaremos ajustados (no asustados) y podremos aprovechar esta oportunidad de aproximación al Núcleo. 

La clave es la Unidad, primero en nosotros, después en nuestro entorno y finalmente con el planeta. Esto nos lleva a comprender la importancia vital de la metanoia, porque es la mente y los programas que usa los que hacen que experimentemos la vida desde el miedo y la separación. También hay programas o creencias (implantes), que reafirman nuestros comportamientos y limitan la capacidad de interpretar correctamente la realidad, lo que nos lleva a mirar en vez de ver, a entrar en conflicto en vez de en aprendizaje, pero sobre todo a no poder interpretar correctamente la información que la Tradición nos ofrece para liberarnos del estado de esclavitud, lo que conlleva hacer un esfuerzo heroico, que nos permita transcender la humanidad separada (el viejo mundo) y acceder a una nueva consciencia en la que reconocemos y aceptamos la Unidad (El Nuevo Mundo). Sabemos que el cambio de mente (cambiar el chip), sustituye la mente por Conciencia, y el egoismo por Amor. Entonces si habrá paciencia, tolerancia, compasión, pero reales, no virtuales o por educación, por compromiso, por quedar bien, por ser aceptados, por creencias, no será algo REAL. La Unión radica en un estado de no_dualidad o en la que lo contrarios se convierten en complementarios.

Los 4 jinetes del Apocalipsis: Vamos a interpretar la realidad desde la Conciencia, o sea, en vez de rechazar o interpretar desde el miedo o con prejuicios, vamos a hacerlo dándonos cuenta de lo que nos está diciendo la Tradición. Hace poco vi en internet un video esclarecedor sobre los 4 Jinetes del Apocalipsis, que ya el propio título nos hace rechazar el meternos en estos temas «escabrosos»… Recordemos que muchos libros sagrados nos hablan en metáforas, y que una metáfora no es solo para la mente. El «caballo blanco» hace referencia a la ciencia y en concreto a la medicina, muchos profesionales de la salud van de blanco y creo que ya todos sabemos el «teje maneje» entre multinacionales farmacéuticas, medicamentos, vacunas, la represión de las terapias naturales y la pérdida progresiva del derecho de elegir a tu terapeuta y tu terapia. Los intereses de la medicina están por encima de la salud. El «caballo negro» hace referencia a la economía, a la desigualdad de clases, a la pérdida de derechos laborales, a la manipulación de los valores del dinero que como justificación permite comprar un país, al capitalismo que ya ha llegado al comunismo, al poder del dinero por encima del sentido de la humanidad. Los señores de negro representan a este caballo. El «caballo bermejo», señala a la religión, que lejos de unir al ser humano en sí y a la humanidad, pretende es en vez de guiar y esclarecer, confundir y separar (diabolo: separar), aprovechándose de su papel de intermediarios para a través del miedo y la culpa desviarnos del sentido existencial. Los cardenales van de rojo. Y finalmente, el «caballo amarillo» que nos indica a los «títeres» políticos, al mal uso del poder que lejos de servir a los intereses del pueblo, se desvía a las multinacionales y a la banca. 

Los 4 Jinetes del Apocalipsis ya están aquí cabalgando libremente y a su aire por este planeta, agotando sus recursos despiadadamente, separándonos, enfermándonos, angustiándonos, capitalizándonos, incrementando el miedo y el egoísmo, eliminando derechos y apuntalando los mecanismos legales e incluso constitucionales para una futura dictadura globalizada, en la que el ser humano va a ser más esclavo que nunca y por ende, va a estar más lejos de la posibilidad de llegar a Ser (un héroe). El tablero está listo y la partida ya empezó antes del 2.000.

New Age: A la propia estrategia del sistema como forma de control y esclavitud a través de nuestra mente dividida, tenemos que sumarle la desorientación que ha producido y produce la New Age o «espiritualidad rosa», al confundir la Espiritualidad y el sentido Real que ésta tiene con símbolos, imágenes y directrices que nos separan y nos confunden aún más, pero que sobre todo nos desvían de la responsabilidad que tenemos que asumir para trabajar seriamente en el desarrollo interno, y que proponen y sustentan el «turismo espiritual» y la falta de compromiso, haciendo de sus practicantes especialistas en el autoengaño, la justificación y la búsqueda de aprobación y reconocimiento. No hay nada en la New Age (no confundir con el Nuevo Mundo) que aporte herramientas, estrategias y directrices para hacer el Trabajo y estar preparados realmente para los acontecimientos venideros. Siendo honest@, no te engañes, no engañes ni permitas que te engañen.

Metamorfosis del «borrego» (RES) al Héroe: En otros artículos, hemos hablado de la condición de esclavo implantada inconscientemente en el ser humano y asumida parcialmente por todos. Al estado de esclavitud, que engloba: inconsciencia o sueño, hipnosis y amnesia, lo denomino RES (leído al revés SER). Llevamos siglos siendo esclavos, esclavos de nuestra mente, de sus apegos, de sus rutinas y del karma que genera vivir fuera del Orden Universal (Tao) o de la Gracia Divina. Para retornar al estado que nos permite estar en Estado de Gracia (Baraka) hay que producir la descrita metanoia, sin cambio de mente no hay metamorfosisEstado de Gracia: agradecido y con sentido del humor (gracioso). 

Transcender al homo sapiens, al zombie (muerto en vida), al robot (automatismo, rutinas, vivir porgramados), requiere encontrar estrategias para que la mente vuelva a su sitio, que es servir al Ser que habita el cuerpo físico. Por tanto cambiar de la mente dual y separatista a una mente unificada y con criterios no egoicos es un primer paso para comenzar a caminar por el Sendero del Corazón y el Nuevo Mundo. Haz el intento de ser feliz con lo que haces, al romper con la dualidad puedes disfrutar con cualquier cosa que hagas conscientemente. Desde la Conciencia que eres puedes controlar la situación (acción), no permitiendo que la situación te controle a ti (reacción). Si te meten un dedo en la «herida» (pinches tiranos) en vez de perder inútilmente energía en la queja o la justificación, polariza esa energía en sanar la herida y cerrarla. Decía Castaneda que perder inútilmente energía es una falta de impecabilidad, y perdemos mucha energía en la queja y el reproche, en vez de agradecer la posibilidad de estar vivos para ser merecedores de un Alma y llegar a cristalizarla. Cuando empezamos a disponer de más energía, o la derrochamos inútilmente o aprendemos a «cultivarla» (almacenarla) dirigiéndola en el día a día, siempre orientada al desarrollo interior y no en satisfacer los deseos inmediatos del ego. 

En la medida que descubras tu umbral de adormecimiento, irás despertando a otra realidad, que siempre ha estado aquí pero que el «sueño» de la humanidad no te ha permitido vislumbrar. El despertar progresivo te permitirá optar por la Conciencia en vez de por la mente, y esto requiere la práctica de la contemplación (puedes pedir los 13 pasos para la Contemplación por e-mail).

Trabájate en el día a día el no_egoismo, elige conscientemente (sin mente), tomando consciencia desde donde tomas las decisiones, opta por la paciencia, por la tolerancia y por la compasión, haz en la medida que puedas algo no_egoísta (caridad: asistir a los más necesitados). Para poder acceder a esta actitud, te tendrás que trabajar la honestidad, la coherencia (inteligencia emocional: lo que pienso y lo que siento están en armonía), y finalmante la impecabilidadesto es, ser leal a ti mism@, no errar o no cometer errores (no pecar, pecati: error), perdonarte y aprender de los errores en vez de sentirte culpable; usar correctamente tu tiempo y tu energía (desocuparte, despreocuparte y no distraerte); actuar sin beneficio propio, sin necesidad de reconocimiento, sin esperar nada a cambio, ser progresivamente más incondicional. Todo héroe tiene un código de honor, y éste se basa precisamente en el no engaño, en la coherencia y en la impecabilidad, siendo precisamente este código de conducta o ética personal lo que reafirma y desarrolla la actitud de transcender lo humano y el estado de esclavitud y encontrar la Sagrada Libertad (puedes pedir la charla sobre la Sagrada Libertad por email). Estas son las raíces del Nuevo Ser Humano.

Esto que comparto contigo y que te propongo, no lo puede hacer nadie por ti, es un acto íntimo, individual e intransferible, y es necesario para el cambio que se está produciendo en la tierra y que la «cortina de humo de la crisis» nos impide vislumbrar. Deja de ser un esclavo de tu mente, de la limitada percepción de tus sentidos, de los deseos y apegos, de las propuestas y mentiras del sistema, de las creencias, de los dogmas, de los intermediarios entre tú y tu Creador/a, conviértete en un Aventurero Aventurado y transciende los límites que te han implantado y los límites que tu te has impuesto, porque eres Conciencia, Amor y Energía, y debes ejercer tus talentos, pues recibimos por añadidura.

Por tanto, abandona en el recorrido de tu existencia el miedo y atrévete a afrontar lo que te hace sentirte insegur@ o incómod@ desde tu potencial interno o como se dice en el Nuevo Testamento, desde tus talentos, desde aquello que eres y no desde lo que pretendes ser, porque si aún estás en querer ser algo o alguien, si aún estas en el competir en vez de en el compartir, es que todavía tu mente te la esta «jugando» y el sistema sigue aprovechándose de tu inconsciencia.

Metanoia y Metamorfosis: En esto radica el mensaje de morir en vida, algo debe morir para que se produzca la transformación, la metamorfosis. Como el Ave Fénix, de las cenizas de nuestra personalidad resurge un Nuevo Ser, no como resultado de la evolución de la especie, más bien como una mutación que tras un esfuerzo consciente (el Trabajo, según Gurdjieff) nos lleva a Renacer en algo que tras transcender la humanidad, se nos presenta como Hijo del Creador, a imagen y semejanza y terminado, completo, íntegro, REAL. Este proceso es el que se describe en Alquimia Interior (ver artículo de la revista anterior) como «solve et coagula». Hay un bautismo de agua y tras la muerte en vida, un Bautismo de Fuego

Metanoia y metamorfosis requieren de trabajar la pureza, empezando por dejar de mancharnos. Purificar los fluidos físicos, purificar la mente y purificar las emociones, dan como resultado las Tres Purezas, permitiendo que los cuerpos inferiores (físico, mental y emocional inferior, energético), se unifiquen y podamos crear los cuerpos superiores. Pero esto es otra historia que veremos más adelante, pero ya te digo que requiere de tener suficiente líquido cefaloraquídeo en calidad, cantidad y movimiento, y que este está relacionado con la energía sexual y con la energía Jing o esencia, según lo descrito al principio de la revista. Todo y todos estamos unidos, te lo creas o no, lo comprendas o no, es una experiencia que en su momento llega, si estás enraizad@ y con una actitud más transcendente y menos egoista. Estar en el mundo sin ser del mundo, es la base fundamental del paso del viejo mundo al Nuevo Mundo.

¿Ser o no ser? Ser siendo, vivir siendo.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)