En un artículo anterior sobre el cambio, vimos los tres cerebros, los sistemas de condicionamiento y nuestra incapacidad para tomar decisiones que nos ayuden en los múltiples procesos de cambio que están aconteciendo en este planeta cada vez más deshumanizado. 

En realidad, nosotros no tenemos libre albedrío, tenemos libertad de elección, podemos elegir entre lo que nos proponen, que al igual que en política es poco (y siempre los mismos) y malo. Consumimos lo que nos dicen y lo que cada vez más nos ponen por delante, cada vez más manipulado e industrializado. Somos borregos que funcionan en automático. 

Un esclavo, que no reconoce su condición de esclavo, nunca va a cuestionarse como vive y para que vive, mucho menos va a dedicar un tiempo a encontrar sus cadenas, tanto las propias, como las impuestas. Básicamente, un esclavo que no se reconoce como tal, nunca piensa en la auténtica libertad, porque se cree libre dentro de un campo relativamente definido en el que se puede mover y expresar, llamado democracia, donde puede comprar y consumir una gran variedad de productos artificiales, que desplazan cada vez más la forma de vida sencilla, humilde y digna.

Un ciudadano está delimitado por leyes, algunas que van en contra de sus derechos y libertades, sobre todo en situaciones límites, como es el caso del terrorismo. También hay leyes que le obligan a colaborar con el estado y subsanar los errores políticos y de la banca, a costa de nuestra energía y tiempo, de nuestra vida. En definitiva una forma de servidumbre moderna que mal llamamos democracia. 

Consideraciones:


(1) Además de habitar 
este cuerpo del que formamos parte, somos Espíritu Encarnadosomos Espiritualidad, somos Luz Materializada en la biología con fragmentos de Conciencia. Somos una semilla, una potencialidad pendiente de desarrollarse.

(2) Parte del desarrollo de la Conciencia consiste en la experiencia consciente, por un lado para reconocer nuestra Espiritualidad aquí y ahora, por otro forma parte experimentar y desarrollar la forma humana desde la dualidad de los opuestos a la de los complementarios, hasta llegar a experimentar nuestra auténtica naturaleza: de No-Dualidad.

(3) También disponemos de un sistema de realidad virtual, a través del cual materializamos aquello que acordamos, sustentando la realidad que llamados vida en la tierra. Esto sería el Tonal del que habla Carlos Castaneda, también llamada Maya (Ilusión) en la Tradición Hindú o más actualmente Matrix. Creamos lo que creemos. Además de energía, somos información, un complejo sistema bio_cibernético capaz de co-crear con el flujo creativo del Cosmos, o como la llaman en la Guerra de las Galaxias: la Fuerza o el Intento de Castaneda.

El Universo en esta dimensión se manifiesta a través de un patrón de desarrollo llamado fractalque responde a las frecuencias que emitimos, conformando la materia en base a nuestros pensamientos, y principalmente al acuerdo de la humanidad para poder experimentar esta realidad, que más que real podríamos concretar diciendo que es realidad holográfica

Nosotros creamos la realidad que vivimos, seamos o no conscientes de ello a partir de nuestro sistema bio_cibernético y las funciones de la glándula pineal.

Las formas de cualquier elemento de los reinos mineral, vegetal y animal están conformados por fractales, siguiendo el modelo matemático de la Creación, partiendo de un diseño estándar, que se repite a si mismo en pleno desarrollo desde lo más pequeño a lo más grande (auto-réplica). Podríamos decir, que la naturaleza sabe matemáticas o por lo menos, conoce la Proporción Aúrea o la Serie de Fibonacci

El desarrollo a partir del ADN de cualquier forma de vida es posible porque se dispone de la información que conforma la estructura. Este es el fundamento de la genética (ver proyecto Frozen Ark, que reúne los genes de las especies amenazadas, que bien se podría haber llamado proyecto Noe).

(4) La máquina biológica que habitamos y de la que somos responsables, está sustentada por diferentes tipos de energías, que interactúan entre sí, manteniendo la vida. Las formas de nutrición para el mantenimiento de la energía que sustenta la vida son fundamentalmente lo que respiramos, lo que comemos y bebemos, así como de las «impresiones».

(a) La respiración es fundamental, pues no podemos estar más de unos minutos sin oxígeno. También es importante la hidratación, por lo que es indispensable beber agua. Sin aire y sin agua nos morimos.

(b) Nos nutrimos comiendo y bebiendo hidratos de carbono, proteínas y grasas. Sin embargo podemos estar sin comer varios días, viviendo de las reservas de grasas que hay en el organismo. Sin nutrientes enfermamos y finalmente morimos.

(c) Una impresión es algo que produce en nosotros una recarga (alegría, ánimo, sonrisa…) o una descarga (tristeza, desánimo, enfado…) de energía vital.

Gurdjieff relacionaba las impresiones con el hidrógeno sutil (impresiones positivas, aprendizaje, salud…) y con el hidrógeno denso (impresiones negativas, conflicto, enfermedad…). La forma en la que nos tomamos las cosas puede ser favorable o negativa, y en cualquier produce un cambio de polaridad y una subida o caída del flujo electromagnético, del que hablaremos más adelante.

Masaru Emoto describe como los estados emocionales son memorizados en el agua y los humanos somos entre un 70- 80% de agua, cuya molécula principal es el hidrógeno (H2O). También podemos decir que los hidrógenos densos nos hacen involucionar y nos enferman, y lo contrario para los hidrógenos sutiles.

Por tanto, la forma en la que nos tomamos las cosas, como percibimos e interpretamos las relaciones, las circunstancias, en definitiva la forma en la que experimentamos la existencia nos eleva a los Cielos o nos condena en los Infiernos, y todo depende exclusivamente de nosotros. El problema radica en como nos han educado, como nos condicionan día a día, cuanto miedo, cuanto desánimo, cuanta incertidumbre, y todo esto si es vivido sin consciencia genera hidrógenos densos, que además provocan una reacción en el pH acidificándolo. Así pues, que la vida sea dulce, amarga o ácida, depende de nuestra actitud ante ella, de nuestra forma de pensar, sentir y actuar.

La forma en la que vivimos esta vida existencia, determina nuestro desarrollo interno, en definitiva nuestra evolución.

(5) La energía sustenta la materia, no puede existir vida material (molecular), sin la existencia previa de ésta. Ya decía Krhisna:

«Tan grande soy que no conozco mis límites y tan pequeño que estoy en todo (y en todos)».

El Espíritu se encarna, se materializa, lo abstracto se convierte en concreto, el Verbo se hace carne. 

Sin embargo, cada vez nos deshumanizamos más, alejándonos de nuestra Esencia, de nuestro Ser. La incoherencia entre lo que realmente somos y la forma en la que vivimos, esta destruyendo el planeta que nos acoge para poder experimentar y desarrollarnos a diferentes niveles. Y como toda incoherencia, nos enfrentamos a un cambio inminente, que nos meta en «cintura» o por lo menos, que nos haga ver algo más coherente que el seguir destruyendo y contaminándolo todo.

Somos un complejo sistema bio-energético, constituido por varios centros de energía, similares a centrales nucleares (chakras) y una extensa red de circuitos energéticos (meridianos o canales) que abastecen a todas las células de nuestro organismo de energía y de información, determinando las funciones de éstas y la constitución de tejidos y órganos especializados.

Entonces, si disponemos de este maravilloso cuerpo, que transmuta el oxígeno, los alimentos y las impresiones en energía, si somos co-creadores de ésta realidad, si somos una partícula y una parte de la Energía Creadora, ¿Cómo es que tenemos tanto miedo y sufrimos tanto? ¿Cómo es que no tenemos voluntad ni libre albedrío? ¿Cómo es que somos esclavos del sistema y no nos damos cuenta? 

Ya hablé de nuestro estado de inconsciencia y del Mito de la Caverna en revistas anteriores, la cuestión es que además de inconscientes estamos condicionados, programados por la educación, por las creencias, por la publicidad, y ante tanta incoherencia, nos narcotizamos, porque algo dentro de nosotros nos dice que todo esto no tiene sentido, hay un profundo sentimiento de impotencia, de frustración, de desgracia, y no es para menos, semillas de dioses esclavizados y encadenados a la Rueda de la Reencarnación (Samsara), debido a una Ley Universal: «lo que siembras es lo que recoges». 

Y aquí andamos karma para arriba, karma para abajo, incluso hay «sinvergüenzas espirituales» que hablan de karma yoga, usando al igual que el sistema, a los pobres ignorantes para que trabajen para ellos, mientras viven a costa de este sacrificio inefable. Mientras tanto, sin darnos cuenta de cuanto despreciamos nuestra vida, seguimos consumiendo mientras nos consumimos, sin darnos cuenta que el capitalismo es incompatible con la vida.

El Trabajo del Escultor

Bien, ya somos, solo tenemos que quitarnos lo que sobra: creencias, condicionamiento, educación, corazas, mecanismos de defensa, miedos, desconfianza, egoísmo, irresponsabilidad, falta de respeto, deseos, necesidades creadas. 

Para saber lo que te sobra, antes tienes que observarte, conocerte, reconocer qué es tuyo y que es impuesto, añadido o implantado. Vamos quitando capa tras capa, quitando máscaras, roles, fobias, desbloqueando todo lo que inhibe nuestra auténtica naturaleza, y entonces podemos empezar a decir que estamos vivos y dejamos de ser muertos verticales. 

Yoga -> UNIR Es necesaria una disciplina que nos ayude a salir del área de confort, de la Caverna, como diría Platón. 

Sin disciplina el sistema nos mantiene atrapados en la red. Nos acomodan mientras nos consumen, nos engañan mientras nos manejan, nos usan poniéndonos unos contra otros, dividiéndonos, beneficiándose de nuestras debilidades, creando necesidades que nos envenenan, endulzándonos la vida, cuando la realidad es amarga, muy amarga. 

Una disciplina, es una forma de trabajo personal, que facilita el trabajo del escultor, sea Hatha Yoga o Qi Gong, nos ayuda a fortalecer el cuerpo y la voluntad, a mantenernos centrados, atentos, presentes, a través de la respiración consciente, a reducir las frecuencias mentales, aprendiendo a estar relajados, y sobre todo a desarrollar la auto-observación, lo que nos permite el auto-conocimiento. 

Desarrollar el/la testig@ (como lo llamaba Castaneda), es fundamental para, a través de la observación conocer a nuestro «personaje», ese que creemos ser, ese que pretende ser algo o alguien, ese que tiene atrapado el sistema por los deseos y la vanidad (el pecado favorito). Solo podemos cambiar en nosotros lo que reconocemos y aceptamos, y ese cambio está relacionado con quitar lo que es ajeno y permitir a lo propio que se manifieste, porque insisto, YA SOMOS. Dejar de ser un borrego (RES) requiere SER. 

«Sin el conocimiento de sí mismo, sin comprender el funcionamiento y las funciones de la máquina, el hombre no puede ser libre, no puede gobernarse a sí mismo, y siempre seguirá siendo un esclavo» G. I. Gurdjieff

Vivir con Estrategia:

Carlos Castaneda, tras su iniciación a la Forma de Vida Tolteca, propone el recorrer un camino con corazón, lo que conlleva vivir con estrategia. 

Paralelo a la práctica de un Yoga, el primer paso en este camino es sentirlo, pues requiere un compromiso inflexible, siendo el primer paso el ahorro de energía, lo que conlleva evitar su consumo en actividades inútiles que nos desgastan y no nos aportan nada. 

En este trabajo personal entran en juego acechar el comportamiento de nuestro «personaje», sus rutinas y hábitos, principalmente las dependencias. Esto ayuda a dejar de colaborar con el sistema, pues empezamos a elegir nuestra forma de vida y que es lo que realmente necesitamos para vivir con impecabilidad. También este paso no permite disponer de más tiempo y orientarlo al trabajo personal.

Con respecto a los hábitos Gurdjieff matiza:

«Toda ruptura de hábito produce un cambio.»

También decía sobre el trabajo personal:

«El hombre no puede evolucionar mecánicamente. La evolución del hombre es la evolución de su conciencia y la conciencia no puede evolucionar inconscientemente. La evolución del hombre es la evolución de su voluntad y la voluntad no puede evolucionar involuntariamente».

Gurdjieff, al igual que Castaneda, insiste en tener a la Muerte como consejera, pues el cuerpo físico (máquina biológica) tiene fecha de caducidad:

«Una de las razones más fuertes para trabajar sobre sí mismo, es darse cuenta que uno puede morir en cualquier momento.».

La consciencia de nuestra muerte nos ayuda ante el autoengaño, el posponer y las falsas justificaciones que nos mantienen en el área de confort. Estar en el mundo sin ser del mundo. 

Otro pasito es salir del área de conforttener el atrevimiento de ir rompiendo con la falsa seguridad (trabajar de los miedos) y la comodidad. El acomodamiento nos conduce a la pasividad, reduciendo el uso consciente de la voluntad, a su vez este trabajo repercute en el trabajo con las dependencias y los «enganches», y paralelamente refuerza la auto-estima y el valor, esto es mayor atrevimiento (ser más valeros@s) y apreciarnos más (darnos más valor).

Estas estrategias y cambios individuales, nos ayudan a encauzar nuestra energía y a dirigirla de forma más eficiente, haciéndonos más responsables de nuestra vida, de lo que emitimos, de lo hacemos, pensamos y sentimos, pues todos estamos conectados creando una Masa Crítica (MC) en base a actitudes comunes, sean favorables o no a la evolución.

El cambio individual consciente de hábitos, dependencias, formas de pensar y sentir, altera el campo mórfico individual, reflejándose en el exterior, al afectar también al campo mórfico colectivo, por afinidad. El resultado de esta afinidad es la MC. 

Esto es lo que ocurre en las grandes competiciones donde se enfrentan equipos y los «hinchas», y al igual que en templos, en mítines políticos o macrofiestas, se generan masas críticas, en unos casos enfrentándonos y dividiéndonos, en otras vamos al unísono, aunque lo habitual es que nos mantengan divididos y enfrentados. Divide y vencerás.

Es imposible, generar un cambio social estando divididos, pues difícil de ver es la separación que existe en la humanidad entre clases sociales, tendencias políticas y religiosas, deportivas, etc… La UNIDAD de la que hablo solo puede surgir a partir de la unidad con un@ mism@ y no de la reconciliación externa, que solo es posible una vez adquirida la interna, de ahí la necesidad de un Yoga, de una disciplina que facilite el trabajo sobre un@ mism@. Hay que salir de la Caverna.

Un grupo de 166.000 seres humanos afinados internamente, puede generar una MC lo suficientemente potente como para que se produzca un cambio real en nuestro mundo, facilitando el cambio a los humanos inconscientes, acomodados, que solo piensan en su bienestar y en sobrevivir a costa de otros seres humanos, sin darse cuenta de su estado de esclavitud..

El Cambio: Empezó hace miles de años, lo que estamos viviendo actualmente son las consecuencias de nuestra desorientación, de lo que la humanidad ha ido sembrando; ahora toca recoger. 

Tus cambios conscientes, incrementan la consciencia planetaria a nivel humano, ya que los estados de conciencia crean redes de campos morfogenéticos, y pueden dar lugar a crear una masa crítica, un conjunto de seres que o han subido su frecuencia vibracional (esto es lo que se llama frecuencia Espiritual) o están en el desánimo y el miedo, en definitiva en la pérdida de esperanza, generando una masa crítica negativa, que daría lugar a un fenómeno apocalíptico. Quizás el fenómeno Apocalíptico sea una forma de dirigir a los «borregos» hacia una creencia que infunda miedo y desánimo. 

Recordad que las profecías no están para que se cumplan, son un aviso de las consecuencias de seguir en frecuencias bajas que tienden a deshumanizarnos y a seguir separados y en esclavitud.

Entenderás que no hay nada que cambiar fuera, que eso es una ilusión, pues como he comentado en otros artículos, tu estado interior, tu forma de pensar, de sentir, de actuar, en definitiva tu actitud interna se refleja en el exterior. Por tanto realmente ¿Qué hay que cambiar? ¿A quién hay que cambiar? ¿Cómo cambiar? 

Como toda transmutación alquímica hay que recolectar nuestro plomo (defectos psicológicos-> Eneagrama) y convertirlo en oro (virtudes), y para ello necesitamos una forma de vida basada en la estrategia y un estado de atención que nos permita mantenernos en ese camino que está ante nuestro ojos y no terminamos de percibir, nos falta estar alineados en vez de alienados, ajustados en vez de asustados.

R_Evolución:

Dicho todo esto, se hace evidente que la R_Evolución es individual, semillas que crecen y se convierten en fruto, en el fruto de la libertad, primero librándonos de nosotros mismos, después del consumo y finalmente del sistema de esclavitud. Este fruto de libertad conlleva desobediencia ante la injusticia y no caer en sentirnos indignados, creando una MC de indignación que solo aporta enfado y desánimo. 

Un Ser Libre, unido a otros seres libres es la fuerza de la R_Evolución, es el motor de la evolución de la humanidad hacia un mundo más humanista, más respetuosa, más responsable, más coherente, más compasiva y tolerante, más digna, más sobria, vivir más simple, con menos.

Y este paso auténticamente revolucionario, no depende de políticos, ni de tecnócratas, ni de falsas religiones, de matar en nombre de dios, ni de nada que este fuera de nosotros, pues el tesoro que busca la humanidad fuera, se encuentra dentro de cada un@ de nosotr@s, esperando a que nos demos cuenta de esta simpleza.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)