George Ivánovich Gurdjieff 
(G) fue un místico, un maestro de la tradición, escritor, compositor, pero el se denominaba como «un simple Maestro de Danzas». Nacido el 13-01-1866, en Armenia (frontera Turco-Rusa), tuvo una infancia difícil. En 1890, se afilió a una sociedad secreta Armenia que luchaba contra la dominación del Imperio Otomano. Esta situación le permitió llevar a cabo ciertas investigaciones esotéricas. Tras ser iniciado por diferentes maestros (Los Maestros de Gurdjieff), reagrupa e integra un conocimiento atribuído a la Tradición, que se materializa en lo que él llamó el Cuarto Camino.

Los orígenes del Cuarto Camino son múltiples y pertenecen a diversas tradiciones (budismo, sufismo, hinduismo, cristianismo ortodoxo oriental). Hay tres caminos: el camino del fakir, el del monje y el del yogi. Más allá de estos tres caminos, hay un Cuarto Camino. Según Gurdjíeff, esta idea data de tiempo inmemorial y no es una idea original suya, pertenece a la Tradición. 

El Cuarto Camino nunca empieza en un nivel inferior al de un buen padre de familia, porque requiere la responsabilidad de una persona que vive en el mundo y se enfrenta a los quehaceres cotidianos sin la necesidad de abandonar el mundo, como sucede en los otros tres caminos. El Cuarto Camino requiere que la persona trabaje sobre el intelecto, las emociones y el cuerpo físico. En el Cuarto Camino, la función sexual es la más importante. Según Gurdjíeff, la energía sexual es la más poderosa que produce el organismo, sin la sublimación de la cual no se puede lograr nada.

Según los autores que han estudiado su obra, sus planteamientos constituyen un conjunto de ideas muy innovadoras, que tienen el objetivo de ayudar en la evolución consciente del ser humano. 

Quienes lo conocieron, lo catalogaron como un hombre de personalidad misteriosa y carismática, con un agudo sentido crítico, y una elevada cultura tradicional. Su magnetismo acaparó la atención de muchas, guiándolos hacia una posible evolución espiritual, mediante propuestas como la Atención o el Eneagrama, el cual era hasta entonces desconocido.

En 1912 llega a Moscú luego de pasar más de 20 años de travesías, donde comienza a reunir un grupo de alumnos y forma el Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre. 

En 1914 aparece Vislumbres de la Verdad, el primer relato (anónimo) sobre el pensamiento de Gurdjieff (bajo su supervisión). 

En 1915 conoce a Piotr Ouspenski, luego los contactos entre ambos son esporádicos. Ouspenski se convirtió más tarde en el principal difusor del Cuarto Camino en occidente (EUA, y Europa). 

El grupo de estudiantes se desplaza debido a la Revolución rusa. En 1917 viaja hacia Essentukí (Cáucaso) y se produce una segunda fundación del Instituto. Después, por problemas políticos parten hacia Constantinopla, donde son recibidos por Ouspenski. Pasado un tiempo se separan y el grupo viaja a Berlín y luego a Londres, sin buenos resultados, asentándose finalmente en París. 

En 1922, compran el Château du Prieuré (Fontaine Blue) a la viuda de Maitre Labón el abogado de Dreyfus, cerca de Fontainebleau, en París, donde se reabre su Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre. Acondicionan la mansión para poder realizar sus prácticas (con un gimnasio y un teatro) y aparece la casa de estudios (Study House).

En 1924 viaja a EE. UU. con la compañía de danzas haciendo presentaciones en Nueva York y Chicago. De vuelta a París, sufre un grave accidente automovilístico. Restringido en sus actividades, se dedica a escribir (1924-1935). 

En 1933 abandonan la mansión que ya no podían costear. Ahora Gurdjíeff se instala en un pequeño departamento en París desde donde continúa con sus enseñanzas hasta su muerte. El 29 de octubre de 1949, muere en el hospital, en Fontainebleau, siendo enterrado junto a su madre y a su esposa.

¿COMO PODEMOS GANAR ATENCIÓN?

«La atención, es como un músculo, para desarrollarla hay que entrenarla».

GURDJIEFF en Perspectivas desde un Mundo Real 

Pregunta: ¿Cómo podemos ganar atención?

Respuesta: No hay atención en la gente. Adquirirla debe ser su meta. La observación de sí sólo es posible después de adquirir atención. Empiecen por cosas pequeñas.

Pregunta: ¿Con qué cosas pequeñas podemos empezar? ¿Qué deberíamos hacer?

Respuesta: Sus movimientos nerviosos e inquietos hacen que todos sepan, consciente o inconscientemente, que usted no tiene autoridad y que es un bobo. Con estos movimientos inquietos usted no puede ser nada. La primera cosa que tiene que hacer es detener estos movimientos. Haga de esto su meta, su Dios. Inclusive, haga que su familia lo ayude. Solamente después de esto, puede usted quizás ganar atención. Este es un ejemplo de hacer. Otro ejemplo: un aspirante a pianista nunca puede aprender excepto poco a poco. Si usted quiere tocar melodías sin practicar antes, nunca podrá tocar verdaderas melodías. Las melodías que usted tocará serán cacofónicas y harán que la gente sufra y que lo odien. Lo mismo pasa con las ideas psicológicas. Para ganar algo, se necesita una larga práctica. Trate primero de lograr cosas muy pequeñas. Si al principio usted intenta grandes cosas, nunca será nada. Y sus manifestaciones actuarán como melodías cacofónicas y harán que la gente lo odie.

Pregunta: ¿Qué debo hacer?

Respuesta: Hay dos clases de hacer: hacer automático, y hacer de acuerdo con la meta. Tome una pequeña cosa que usted es incapaz de hacer ahora, y haga de ésta una meta, su Dios. No deje que nada interfiera. Solamente intente esto. Entonces, si logra hacerlo, podré darle una tarea más grande. Ahora tiene apetito para hacer cosas demasiado grandes para usted. Este es un apetito anormal. Usted nunca podrá hacer estas cosas, y este apetito le impide hacer las cosas pequeñas que sí podría hacer. Destruya este apetito, olvide las cosas grandes. Haga su meta el rompimiento de un pequeño hábito. 

Pregunta: Creo que mi peor falta es hablar demasiado. ¿El tratar de no hablar tanto, sería una buena tarea?

Respuesta: Para usted esta es una meta muy buena. Usted echa a perder todo con su hablar. Este hablar obstaculiza hasta sus negocios. Cuando usted habla mucho, sus palabras no tienen peso. Trate de superar esto. Muchas bendiciones
le vendrán si tiene éxito. Verdaderamente, esta es una muy buena tarea, pero es algo grande, no pequeño. Le prometo que si logra esto, aun si no estoy aquí, sabré de su logro y mandaré ayuda para que sepa qué hacer después.

Pregunta: ¿Sería una buena tarea el tolerar las manifestaciones de los demás?

Respuesta: El soportar las manifestaciones de los demás es una gran cosa. La última cosa para un hombre. Únicamente un hombre perfecto puede hacer esto. Empiece por hacer que su meta o su Dios sea la capacidad para tolerar en una sola persona una sola manifestación que usted no puede tolerar ahora sin nerviosismo. Si usted “quiere” usted “puede”. Sin “querer” usted nunca “puede”. El querer es la cosa más poderosa en el mundo. Con un querer consciente todo llega. 

Pregunta: Frecuentemente recuerdo mi meta, pero no tengo la energía para hacer lo que siento que debería hacer.

Respuesta: El hombre no tiene la energía para llevar a cabo metas voluntarias, porque toda su fuerza adquirida por la noche durante su estado pasivo, se gasta en manifestaciones negativas. Estas son sus manifestaciones automáticas, lo opuesto a sus positivas y voluntarias manifestaciones. Para aquellos de ustedes que ya son capaces de recordar su meta automáticamente, pero que no tienen fuerza para cumplirla: Siéntense en soledad por lo menos una hora. Relajen todos sus músculos. Permitan que sus asociaciones prosigan, pero no sean absorbidos por ellas. Díganles: “Si ustedes me permiten seguir lo que deseo ahora, más tarde yo les concederé sus deseos.” Vean sus asociaciones como si fueran de otra persona, para evitar que ustedes se identifiquen con ellas. Al término de una hora, tomen un pedazo de papel y escriban su meta. Hagan de ese papel su Dios. Todo lo demás no es nada. Sáquenlo del bolsillo y léanlo constantemente, todos los días. De este modo se transforma en parte de ustedes, al principio, teóricamente; después, de hecho. Para ganar energía practiquen este ejercicio de sentarse quietos, dejando muertos los músculos. Solamente cuando todo en ustedes esté quieto después de una hora, tomen su decisión sobre su meta. No dejen que las asociaciones
los absorban. Emprender una meta voluntaria y lograrla, da magnetismo y la capacidad para “hacer”.

«Usted está dormido, no sabe quién es por que no se conoce a sí mismo. Hoy es una persona, mañana otra. Usted. no hace las cosas, las cosas lo hacen a usted. Así que me atrevería a decirle, que si no se toma en serio lo que le digo, si no asume un trabajo sobre sí mismo, como lo más importante que haga en su vida, seguirá durmiendo hasta el día de su muerte».


«Sin el conocimiento de sí mismo, sin comprender el funcionamiento y las funciones de la máquina, el hombre no puede ser libre, no puede gobernarse a sí mismo y siempre seguirá siendo un esclavo».


«Uno de los mejores medios para despertar el deseo de trabajar sobre sí mismo es darse cuenta que usted puede morir en cualquier momento».


«El hombre no puede evolucionar mecánicamente. La evolución de su conciencia y la conciencia, no pueden evolucionar inconscientemente. La evolución del hombre es la evolución de su voluntad y la voluntad, no puede evolucionar involuntariamente.»


«Toda ruptura de hábito produce un cambio».


«El hombre moderno vive en el sueño, nacido en el sueño, muere en el sueño. ¿Qué puede saber un hombre que duerme? Si ustedes. piensan en ello, recordando al mismo tiempo que el sueño es el rasgo principal de nuestro ser, no tardará en ser evidente para ustedes. que un hombre, si verdaderamente quiere saber, debe reflexionar ante todo en las maneras de despertarse, es decir, de cambiar su ser».


«Una sola cosa es cierta, que la esclavitud del hombre crece y aumenta. El hombre se está convirtiendo en un esclavo voluntario. Ya no necesita cadenas. Él comienza a encariñarse con su esclavitud, a estar orgulloso de ella. Y esto es lo más terrible que le puede pasar a un hombre».


«El uso consciente de la energía es una inversión provechosa; el uso automático es despilfarro».


«Si te desarrollas a ti mismo, llegas a ser un individuo eb vez de una de las mil hojas de un árbol. Tú llegas a ser una semilla».


«El hombre normal es aquel que no sólo ha actualizado sus potencialidades, sino que también se ha librado de su subjetividad».


«Cada vida es un representante de Dios. Cualquiera que puede ver al representante, verá a Aquél que es representado»


«Aquél que puede amar puede ser, quién puede ser puede hacer, quién puede hacer, Es».


«Las posibilidades del hombre son inmensas.Ustedes no pueden ni siquiera tener una idea de lo que un hombre es capaz de alcanzar. Pero nada se puede alcanzar en el sueño».

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)