En un artículo anterior, vimos los diferentes pasos que damos para satisfacer una necesidad, y también como en ese desarrollo desde lo que surge como necesidad a la satisfacción de ésta, se dan una serie de pasos que quedan englobados en el ciclo de las necesidades o experiencias, aún así, no siempre quedamos satisfechos, en ocasiones cambiamos algo que nos apetece por otra cosa que consideramos más adecuada e incluso en ocasiones anulamos lo que nos apetece, negando la necesidad. ¿Cuales son las causas por las que sustituimos, negamos o reprimimos una necesidad, algo que nos apetece?

Aunque nuestro programa de supervivencia o ego está orientado a la satisfacción inmediata de un deseo, necesidad o apetencia, hemos desarrollado mecanismos para ignorar, suprimir o cambiar eso que surge de nuestro interior, debido principalmente a factores como la educación, las creencias y demás formas de condicionamiento, que nos hacen sentir incomodidad, vergüenza, culpa ante determinados tipos de necesidades y deseos, que terminamos ignorando, reprimiendo o sustituyendo.

Mecanismos de Defensa. Las diferentes formas en las que interrumpimos el ciclo de las necesidades, recibe el nombre de mecanismos de defensa o de evitación. 

Francisco Peñarrubia Gestalt

Francisco Peñarrubia comenta: “Los mecanismos de evitación son formas diferentes de ceguera que reciben distintos nombres.” 

Usamos diferentes estrategias o mecanismos para anular nuestros impulsos, para evitar satisfacer nuestras necesidades, quedándonos, sin saberlo en muchas ocasiones insatisfech@s, frustrad@s…

John  Bradshaw decía: “La mayoría de nuestros comportamientos neuróticos se deben un intento de evitar un dolor legítimo.”

Y es que en el fondo, nuestro instinto de supervivencia (cerebro reptil), cuando es condicionado termina confundido e incapacitado para aceptar lo obvio, para fluir con la realidad, y aquello que está diseñado para sobrevivir, empieza a hacernos la vida imposible, los debería chocan con los quiero, los no puedo con los puedo, y terminamos con un sentimiento de insatisfacción, de malestar, culpando a los demás o a la vida de nuestra incapacidad para sentirnos satisfechos por nosotros mismos, y es precisamente esa dificultad para darnos cuenta de nuestra dificultad, de reconocer nuestra autoinvalidación la que nos convierte en neuróticos, motivo por lo que a estas interrupciones también se les llama mecanismos neuróticos.

Fritz Perls Gestañt

Fritz Perls señaló: “Los mecanismos neuróticos están todos funcionalmente relacionados entre sí y entrelazados.”

Estos mecanismos neuróticos, pueden acontecer empezando con la aparición de la necesidad, estando relacionada con el darse cuenta (introyección, represión y deflexión) o con la posibilidad de contactar con aquello que necesitamos (proyección, retroflexión y confluencia). En definitiva, el mecanismo produce una perturbación del darnos cuenta de lo que necesitamos o una perturbación en la forma en la que vamos a establecer un contacto con aquello que necesitamos, y en ambos casos, hay como consecuencia un estado de frustración, de sentirnos insatisfech@s…

Perturbaciones en el darse cuenta: los mecanismos afectan en el darnos cuenta de aquello que necesitamos, afectando a la sensación, a la consciencia y a la energetización. En las tres primeras fases que corresponden al darnos cuenta de lo que necesitamosse oponen o interrumpen:

Aún no hemos iniciado el movimiento hacia aquello que no apetece o necesitamos. El movimiento sano, sigue al flujo organísmico o a nuestra necesidad natural, mientras que el mecanismo neurótico, lo condiciona, lo frena o inhibe o lo cambia.

mecanismos neuroticos gestalt

mecanismos de defensa gestalt

Imagínate que estas tumbad@ en tu sofá, y empiezas a sentir algo, aún no sabes si es sed, hambre o ganas de sexo, hay una excitación…Estas en el ¿Qué siento?, en este momento puedes abrirte a la sensación o alguna voz le puede dar forma y decirte que es lo que debes o no sentir… La introyección es el mecanismo que interfiere entre la sensación y la toma de consciencia, oponiéndose a lo organísmico, a tu necesidad biológica, diciéndote lo que debes o no sentir, restándonos espontaneidad. Los introyectos (creencias, deberías, educación…) son aceptados indiscriminadamente, sin más, falseando la realidad de lo que sentimos, por ejemplo la moralidad.

Si has sido capaz de superar el condicionamiento social y religioso, y pasas de la sensación a la toma de consciencia, podrás darte cuenta de qué cosas pueden ser las que necesitas, entrando en las posibilidades y en la elección o el rechazo… Estás en el momento ¿Qué necesito?. La represión es la forma en la que nos desensibilizamos ante una sensación o necesidad, influenciados por introyectos que llegan a reprimir la necesidad, bloqueando las sensaciones tanto internas como externas, racionalizando aquello que sentimos y negando lo que nos apetece. En este caso, puede que anules las ganas de sexo, pues el reprimirlo da en este caso, ofrece más satisfacción que el sentimiento de culpa por hacerlo.

Si vences la represión,entras de lleno en ¡ya se lo que necesito ! ¿Cómo consigo lo que me apetece?. La deflexión es una forma de enfriar desergenetizándonos, evitando así entrar en contacto con lo que en principio nos apetecía. Es muy típico, cambiar la apetencia de sexualidad por comer, beber o fumar, desviando así la energía de una necesidad a otra que sustituye a la original, experimentando una relativa satisfacción de lo que apetece, que ha quedado como «desenfocado». Habitualmente, usamos el sentido del humor, la ironía para quitarle importancia a las cosas, cambiando el sentido de los acontecimientos, al igual que el de las necesidades y sensaciones.

Continuaremos en siguientes posts con esta aproximación a los mecanismos que nos impiden vivir satisfechos, veremos aquellos que nos incapacitan para tomar contacto con aquello que necesitamos, y hasta entonces, bien puedes ir observándote en el día a día, para reconocer cuanto hay en ti de introyección, represión y deflexión, pues son los que te impiden sentirte satisfech@.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)