imagen1Continuando con la exposición de los 3 centros, vistos desde diferentes paradigmas, le ha llegado el momento al Eneagrama de Gurdjieff. Para Gurdjieff, el ser humano dispone de una máquina biológica que le puede permitir desarrollarse y transcenderse (ver revista nº 14). Cada uno tiene un Trabajo que hacer, y ese esfuerzo volitivo y consciente, estando orientado primero a despertar del sueño, de la inconsciencia, mediante el Trabajo de la Atención.

A partir de la auto observación, se va adquiriendo el auto conocimiento, empezando con lo que no somos, pero creemos ser (el personaje, la personalidad). Esta desidentificación es fundamental para que al disociarnos del yo inferior,
empecemos a darnos cuenta de la diferencia entre mente, ego y Conciencia. Esto ha sido ampliamente descrito en artículos anteriores.

El carro

Gurdjieff ponía el ejemplo de un carromato (nuestra personalidad), tirado por tres caballos, que es conducido por nuestro programa de supervivencia y adaptación (ego); dentro del carromato va el Ser, el señor del carromato, del cochero y de los
tres caballos.

imagen2

Cuando nos preguntamos ¿Quién está viviendo nuestra vida?, la respuesta es yo, pero en pocos momentos el Ser, aquello que habita este cuerpo. Coger las riendas de nuestras vidas, es inviable mientras el cochero lleve a los caballos a donde el quiera (más o menos condicionado), o los caballos se desboquen y cada uno vaya a lo suyo, debido a la falta de recursos del «personaje». Salir de la Cueva, del área de confort, y empezar a vivir desde lo que somos requiere de un trabajo interno, transmutador que convierta los defectos en virtud, lo inconsciente en consciente.

Los Trabajos de Hércules (Heracles)

Cada trabajo de Hércules, está orientado a un proceso concreto de transformación interna. Voy a poner dos ejemplos. El primero, está relacionado con matar al león de Nemea, trabajo enfocado a quitarnos la primera capa, la del velo de la inconsciencia y reconocer a nuestro ego, despojándonos de él, aunque seguimos con ella (la piel) en la cabeza y enrollada en el torso, pues aún cumple funciones. El segundo trabajo, es el que nos interesa de cara a este artículo, matar a Hidra de Lerna, bestia de 9 cabezas, guardián del inframundo (inconsciente) y hermana del león de Nemea. A la bestia cuando se le corta una cabeza, aparecen dos en su lugar. Hércules, corta y su sobrino (Yolao) cauteriza las cabezas. Nueve cabezas, nueve tipos de mentes, de egos, de personalidades o personajes, de pasiones, de defectos, que cada uno tiene que reconocer, aceptar y transmutar…

Eneagrama

imagen3El eneagrama es un esquema holográfico, que entre otras muchas posibilidades, nos permite reconocer diferentes formas de miedo, de mecanismos de defensa para sobrevivir,pero alejándonos del Ser.

E. Bach decía que «enfermamos» debido al distanciamiento del Ser, y propone tomar consciencia del distanciamiento, del cómo lo hacemos y qué hacemos; las esencias florales son acompañantes en el proceso. E. Bach desarrolla intuitivamente, 9 esencias florales que cuadran perfectamente con el Eneagrama y el desarrollo interior, reduciendo la distancia entre el Ser y los 9 «personajes».

En el Eneagrama de Gurdjieff se plantean los tres centros (caballos) del vehículo, con funciones específicas, tendencias, defectos, miedos, mecanismos de defensa, formas de autoengaño… Hay personas más mentales que emocionales, más viscerales que mentales, más emotivos que compulsivos… En definitiva hay mucha Incoherencia en nos.

Podemos ver que el Eneagrama, está formado por un triángulo central , que une los personajes 9-3-6, y de líneas que conectan entre sí a los demás números. Cada número es un «prototipo» de personalidad, con una fisonomía y constitución característica, una forma o tendencia de pensar, sentir y actuar concretas.

Según Gurdjieff, hay 3 centros inferiores (mental, emocional y el que engloba sexual, instintivo y motor), que corresponden a la personalidad; y 3 centros superiores (mental, emocional e intuitivo puro), relacionados con la Esencia o el Ser. Los 9 tipos (eneatipos), se agrupan según el centro que predomina en la persona. Así, los eneatipos que se relacionan con el centro motor (compulsivos, impulsivos, viscerales) son el 8-9-1; los que están relacionadoscon el centro emocional: 2-3-4; y finalmente los que corresponden al centro mental: 5-6-7.

imagen4

Cada personaje a partir de sus experiencias vitales, desarrolla una forma concreta de sobrevivir, estrategias que lo van conformando, convirtiéndolo en especialistas en el camuflaje (parálisis, inmovilidad), en la huida (pasivos) o en el enfrentamiento (activos). Esto, nos puede ayudar a comprender que existan individuos muy mentales o racionales, o muy emotivos o muy viscerales, al existir una tendencia a vivir desde el centro en predominio. A través del Eneagrama podemos comprender de donde vienen esas formas de sobrevivir, cómo las usamos y afectan en nuestraforma de relacionarnos, y qué consecuencias tienen en nuestra existencia.

imagen6

Trabajo y Eneagrama

Para terminar, exponer como el Eneagrama, aplicado al auto-conocimiento y a sanar al personaje, pasa por tres procesos de transformación o alquímicos (solve et coagula):

1. Auto-observación -> Auto-conocimiento -> fijaciones-pasiones -> reconocer el bloqueo

2. Darse cuenta -> corregir la desviación/error

3. Vivir la experiencia en tiempo presente -> Integrar-> Actuar -> Completar

imagen5

Estamos en una constante interrelación entre nuestro interior y el exterior, entrando en contacto con éste y según las circunstancias retirarnos, a veces, sin haber satisfecho nuestras necesidades, quedando algo inconcluso. En realidad, vivimos en un caos, pues la vida fluye sin posibilidad de control, y cuando queremos controlar, se nos escapa la vida, porque vivimos desde el personaje, desde el eneatipo que ha olvidado que es un papel temporal del escenario vital, viviendo la vida desconectado de la Esencia, del Ser. Ahora, la pregunta ¿Ser o no ser? tiene respuesta.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)