imagen2En la práctica de Qi Gong se encuentran dos formas de experimentar a través de la toma de conciencia a través del cuerpo en la práctica de las diferentes formas de Qi Gong y la expresión corporal, relacionada con los 5 animales y su relación con los 5 Elementos o energías según el paradigma taoísta.

Conciencia Corporal.

Una de las grandes bondades del Qi Gong es la experiencia corporal o toma de consciencia del cuerpo, empezando por la respiración, ser conscientes de algo tan automático y por ende inconsciente,pero tan determinante de nuestro estado psicoemocional.

imagen1Por ejemplo, en situaciones de estrés (intenso o mantenido), nuestra respiración se torna rápida, superficial, irregular, sobretodo cuando estamos nervios@s, con más o menos ansiedad (sensación de presión en el pecho,dificultad para llenar los pulmones…).

Cuando el cerebro detecta que hay una situación de estrés o alarma (peligro real o ficticio), activa el simpático, perteneciente al sistema nervioso autónomo, responsable de activar el sistema neuroendocrino para que de la orden de que las suprarrenales liberen la hormona de las situaciones de peligro: adrenalina (tensión, apretar, contraer, correr, atacar, huir…).

El exceso de estrés se va a manifestar a nivel físico en forma de contracturas, espasmos;a nivel mental como nerviosismo, ansiedad y a nivel energético como sensación de aceleramiento… En este estado es fácil cabrearse, perder los papeles… pero sobretodo hay un nivel de consciencia mínimo.

Este proceso primitivo funciona gracias a los programas del cerebro más primitivo, el reptil (bulbo raquídeo – cerebelo-, tallo cerebral), responsable que sobreviva la especie (instinto de supervivencia -hambre- y de procreación -sexo-). Esta es nuestra parte más animal y visceral-compulsiva, que desgraciadamente aún predomina sobre los otros cerebros,el sistema límbico o mamífero (hipófisis,hipotálamo…), más orientado al aspecto emocional a las relaciones y el neocortex o humano (hemisferios cerebrales), enfocado al desarrollo de la mente cognitiva o hemisferio izquierdo (lo concreto, análisis,razonamiento, lo científico) y a la mente creativa o hemisferio derecho (lo abstracto, intuición, sentimiento, lo artístico).

Vuelvo a la respiración y al Qi Gong, que me enrollo. La respiración habitual (hay varias modalidades de respiración) es lenta, profunda, suave, regular, totalmente opuesta (pero complementaria) a la respiración en situaciones de estrés.

imagen3El cerebro al detectar este tipo de respiración, activa el parasimpático, también perteneciente al sistema nervioso vegetativo, que actúa frenando, relajando en vez de tensionando,gracias a la respuesta neuroendocrina liberando endorfinas.

A través de la práctica de Qi Gong, trabajamos el cuerpo encontrando el equilibrio a través de la tensión-relajación, comandada por la respiración consciente. De esta forma nos reencontramos con aquello que habita el cuerpo: el Ser o la Conciencia que somos, este dormida o despierta).

La forma dura (yang-adrenalínica) trabaja estiramientos, torsiones, ondulaciones, con el objetivo de abrir los canales, desbloquearlos e incrementar el flujo de Qi (energía); mientras que la forma suave (yin-endorfínica) se orienta más al movimiento y sentir del Qi. Ambas formas son necesarias para experimentar a través del cuerpo nuestra totalidad,
así como la toma de consciencia de nuestro estado, ya sea en tensión o en relajación.

La forma dura (fuerza centrípeta), ayuda a exteriorizarnos, a liberar tensión acumulada. Igualmente a las personas con falta de tono le ayuda a fortalecerse.

La forma suave (fuerza centrífuga), nos recarga, nos ayuda a interiorizarnos, a reconducir el Qi. Las personas con exceso de tono aprender a relajarse.

imagen4

La Consciencia Corporal nos permite reconocer que somos el cuerpo y cada una de las partes que lo componen también somos nosotros, no hay separación, somos una totalidad integrada, seamos o no conscientes de ello.

La práctica de Qi Gong potencia la Consciencia Corporal, y como todos los yogas (Yug: unir), integra cuerpo-mente-energía, a través de las diferentes formas y estilos, colaborando a que nuestro cuerpo y nuestra mente se sanen, y que desde este estado nuestra energía (nuestra vida), pueda ser utilizada, en principio para recuperar la salud o para mantenerla; después, podemos ir la transformando a través de los diferentes procesos alquímicos (Nei Gong), hacia la transmutación interna, de carácter espiritual o transcendente.

Expresión Corporal. Hua To (finales de la dinastía Han del Este, años 125-220), fue un médico y cirujano taoista que vivió durante el siglo II. Descubrió el anestésico “Ma Fei San”.

Creador del Juego de los Cinco Animales (Wu Qin Xi). Estos ejercicios están inspirados en prácticas chamánicas muy antiguas de carácter ritual y guerrero. Más tarde se relacionaron con los cinco elementos y su correspondencia con los diferentes órganos.

Para darle forma al Wu Qin Xi, se inspiró tanto en las principales cualidades motrices, como en el comportamiento del tigre, ciervo, oso, mono y grulla, para crear, en base a sus conocimientos de Medicina Tradicional China (MTC) y Qi Gong, una serie de ejercicios que, a través de la imitación de estos animales, favorecieran el desbloqueo de canales, potenciaran el movimiento de Qi y la expresión psicoemocional a través del cuerpo (Expresión Corporal).

imagen6Por ejemplo, la ira y el control sobre el miedo se expresan a través del tigre. Gruñir, acechar, agazaparte, sacar garras y desgarrar… Se relaciona con el paso del elemento Agua al elemento Madera. Fortalece el hígado y la vesícula biliar
los tendones y la vista.

imagen7Con el mono expresamos el buen humor, la ausencia del ridículo, ayudándonos a soltar tensiones y ansiedad. Escudriñar,
saltar, esconderte, robar, reírte de ti mism@. Corresponde al elemento Fuego. Fortalece el sistema cardiovascular.

imagen8La grulla nos conduce a la experiencia de la soltura, de la apertura del tórax, del evitar, esquivar, prepararnos para el vuelo. Nos ayuda a combatir la tristeza. Corresponde al elemento Metal. Fortalece los pulmones, la nariz y los intestinos.

imagen9El oso nos conecta con la Tierra, con lo pesado, con lo contundente, lo pesado, la firmeza, el saber plantarse (enraizarse). Nos ayuda a despreocuparnos, a vivir aquí y ahora. Corresponde con el elemento Tierra. Fortalece el sistema digestivo,
el bazo, el estómago y los músculos.

imagen10Hay más animales (serpiente, mantis religiosa, dragón, ave fenix, tigre blanco), pero voy a continuar con el Ciclo de los 5
Elementos y el ciervo, relacionado con movimiento que nos permiten experimentar las ondulaciones, mover la cabeza y el cuello desde los riñones, sacar valor, ser capaz de enfrentarnos a la vida. Nos ayuda a ser valientes y nobles. Corresponde
con el elemento Agua. Fortalece los riñones, la médula espinal, la columna vertebral y los huesos.

Debido a que hay diferentes escuelas, también hay diferentes puntos de vista en la interpretación del Wu Qin Xi o Juegos de los Animales, relacionando al mono con el elemento Agua y en otras escuelas como el Elemento Fuego. Para mi lo importante es ser capaces de meternos en la piel del animal comprender sus movimientos e imitarlos, sentirnos tigre, oso o grulla (son los principales animales que trabajo en clase) e incorporar estas formas en mi día a día, llevando la práctica
del Qi Gong a cada momento de mi existencia y en especial cuando a nivel físico o psicoemocional la experiencia lo requiere: ante la brusquedad, la elegancia de la grulla, ante una situación agresiva, la actitud del tigre o si se me siento inestable, la firmeza del oso.

Hua Tuo escribió: “El cuerpo humano necesita trabajar y moverse, pero no es conveniente sobrepasar sus límites. El movimiento y el trabajo muscular contribuyen a evacuar el exceso de gases, hacen que sea fluida la circulación sanguínea y posibilitan una cierta inmunidad general frente a las enfermedades. Esto es: como el eje de la puerta que no se pudre nunca por hallarse en constante movimiento. Los sabios antepasados nos enseñan que uno puede alcanzar la longevidad si se mueve tal como lo hacen en la naturaleza el oso y el águila”. “Cuando sientas alguna molestia física, comienza a practicar la gimnasia de los cinco animales o la de uno de los cinco y no dejes de hacerlo hasta romper a sudar, de modo que la cara te brille y se despierte tu apetito”.

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)