La Técnica Humoral está enfocada a tratar diferentes tipos de desequilibrios del organismo,mediante la depuración o limpieza de los humores: sangre, linfa, tejido conjuntivo (mesénquima), bilis, regulando así los líquidos orgánicos (Jin Ye) y optimizando el metabolismo celular, puesto que esta técnica tiene, como objetivo principal la limpieza del medio extracelular, conocida esta técnica en el ámbito de la Naturopatía como depuración humoral.

Es fácil de comprender, que si el medio extra celular o es aproximadamente entre el 70 y el 80%, y se encuentra recargado de toxinas (restos del metabolismo celular principalmente), las células dejan de cumplir con sus funciones y el organismo empieza a tener padecimientos como diarrea, estreñimiento, dolores de cabeza, pequeñas inflamaciones articulares y de tejidos blandos, afecciones de la piel (eczemas, urticaria…), que en la mayoría de los casos son indicativos de un recargo tóxico o discrasis. Igualmente, es lógico que si el medio en el que viven y se desarrollan las células está limpio,las funciones que éstas cumplen, las realizarán con más facilidad y efectividad, entre ellas el mantener el equilibro del organismo (homeostasis).

Cuando el organismo no es capaz de conseguir mantener el equilibrio humoral, usamos diferentes tipos de técnicas, unas orientadas a la estimulación de los principales órganos, responsables de mantener limpia la sangre (hígado, riñones, pulmones…), así como estimular los órganos responsables de eliminar las toxinas acumuladas (intestino grueso, riñones, piel…)

.
Un poco de historia: La escuela pre-hipocrática de MILETO enseñaba a sus discípulos los seis pilares de Hygia:

1º. el contacto reiterado con la luz, el aire, el agua, el calor y el frío,

2º. la moderación en la comida y en la bebida,

3º. respetar el ritmo natural entre el movimiento y el reposo (ejercicio),

4º. la alternancia entre el sueño y la vigilia,

5º. el equilibrio a través de la defecación y las secreciones internas,

6º. el dominio de las emociones.

Una de las características de la era actual dominada por la patología celular (cáncer, enfermedades autoinmunes…), y que vemos a diario en nuestras consultas, es precisamente el incumplimiento de cada uno de estos pilares, dando lugar a lo que conocemos como enfermedades de la civilización.

imagen1

Hipócrates de Kos (406-359 a.C.), considerado como el padre de la medicina, es realmente, a partir de los fundamentos de Hygia (higienismos pre-hipocrático) y de la Escuela Alejandrina, el que nos aporta los primeros postulados sobre la TEORIA HUMORAL: “la salud humana depende principalmente del estado de los fluidos corporales o humores”.
También Herófilo de Chalcedon (escuela de Alejandrina 30 a.C.), Aulus Cornelius Celsus, y más tarde Claudius Galenus (131-201), ambos de Roma, mantenian la teoría y práctica del planteamiento de los fluidos corporales.

En el marco de la cultura árabe, cabe destacar a Mohamed el Razi (850-911), y a Abulcasim de Córdoba (= 1.106), autores de manuales y cientos de escritos referentes a la teoría humoral.

“La armonía o equilibrio de los fluidos, así como la pureza de estos humores son los que garantizan una buena salud. Por el contrario, el desequilibrio, bloqueo o impureza conducen al organismo a un estado de salud disminuido, y finalmente a la enfermedad”.

Paracelsus de Hohenheim (1.493-1.541), es el mayor representante de la TERAPIA HUMORAL en Alemania, y que denominó discrasia a la alteración de los fluidos humorales, enfrentándose contra este desequilibrio con una dieta adecuada y agentes antidiscráticos. Fue emulado por todos los que le sucedieron, Boerhaave (1.668-1.738), Wilhelm Hufeland (1.762-1.836). Hahnemann (1.755-1.843), redescubridor de la homeopatía quién le da cuerpo y método, criticaba duramente, y con razón a la Técnica Humoral, al haber caído esta en una forma de actuación sin criterio, y falta de fundamentos, en la cual los galenos aplicaban sangrías sin saber como o porqué.

Con la introducción en la medicina de la teoría celular de Virchow, la Técnica Humoral perdió totalmente su importancia, siendo mal utilizada por los que desconocían los fundamentos sobre los que se asienta esta terapia.

Gracias a los estudios histológicos de Pischinger, quién reconoció y describió por primera vez la importancia del espacio extracelular o mesénquima, y a su Sistema Básico de Regulación, así como a la relación de los fluidos corporales básicos:
sangre, linfa y matriz extracelular. Este espacio ubiquitario, es descrito con anterioridad por Claude Bernard y Pasteur en su estudio sobre la oligoterapia catalítica como TERRENO, y recientemente la moderna inmunología, reconoce la importancia de este espacio extracelular y de los fluidos asociados, ya que es en este espacio donde tiene lugar el inicio de la respuesta inmunitaria inespecífica.

Bernard Aschner (1.883-1.960) será quién recopile todas las técnicas humorales, y las enfoque de forma científica, dándole una estructura y un método coherente, que es el que se impartirá en el próximo curso de Técnica Humoral.

Técnicas de Drenaje y Depuración: El objetivo principal es ayudar al organismo mediante la estimulación de los órganos de drenaje o filtros de sangre, ayudando así a recuperar y mantener el equilibrio u homeostasis del medio extracelular, que
siempre, es un seguro de vida, al ser la base fundamental de la salud del organismo.

Hay diferentes formas de abordar el estímulo de los órganos que filtran y renuevan la sangre (drenaje), así como la limpieza de ésta y de los demás humores (depuración). Siempre, dependiendo del estado de salud la persona, de su terreno y capacidad de respuesta, orientaremos su drenaje con técnicas externas e internas, que son las que constituyen los diferentes talleres de este curso.

imagen3Técnicas de acción externa: Estas están enfocadas a movilizar toxinas desde el medio interno al externo (piel), mediante el uso de la presión (ventosas), del calor (moxas) o de irritación (parches), mediante la apertura de orificios de drenaje (sangrías). De esta forma ayudamos a los órganos de excreción a movilizar toxinas estancadas y a facilitar su salida
del organismo.

Calor, presión y apertura de vías auxiliares, son los elementos fundamentales que constituyen las técnicas de derivación de toxinas desde el interior del organismo a la piel.

imagen2

Técnicas de acción interna: Quizás sean las técnicas más conocidas, basadas en el uso de plantas tradicionales que estimulan las funciones de drenaje de los emuntorios. Así para el hígado (plantas colagogas y coleréticas -Diente de León-), riñones (plantas diuréticas -Estigma de maíz-), pulmones (plantas expectorantes -Malva-), intestino grueso
(plantas laxantes -Aloe Vera-) y piel (plantas sudoríficas -Tila-, y depurativas -Ortiga-), que junto a las técnicas derivativas externas, facilitarán la limpieza del medio extracelular y la recuperación progresiva de las celulas en sus funciones, entre ellas el equilibrio del medio interior u homeostasis, función celular que ayuda a mantener la salud.

Otras técnicas humorales internas son las monodietas y el ayuno, que unidas al uso de las plantas son un remedio natural muy eficaz para liberar al organismo de elementos que nos intoxican,estando indicadas en: obesidad, tabaquismo, alcoholismo, drogadicción o simplemente para hacer una depuración estacional.

También dentro de las técnicas endógenas encontraremos la corrección del pH, puesto que un pH ácido es una causa importante de la pérdida del equilibrio tanto del medio extracelular, como del intracelular

.
imagen4Hipócrates y los Humores: En el estudio de los humores, Hipócrates estableció su relación con los temperamentos, unificando así la disfunción del organismo y la forma en la que reaccionamos ante las diferentes eventos de nuestra existencia. Así, la disfunción del hígado y la vesícula biliar da lugar a la persona biliosa o iracunda (colérico); o la relación
entre la flema y la mucosidad que incapacitan la oxigenación del organismo y el temperamento melancólico.

Existe pues, una estrecha relación entre nuestro temperamento (psique) y cuerpo (soma). Este mismo planteamiento está muy presente en el Taoísmo y sus 5 Elementos, donde hace 5.000 años se establecieron las 5 emociones y como afectan a la salud.

Curso de Técnica Humoral: Es un curso que enriquecerá considerablemente tus recursos a la hora de tratar con tus pacientes, estando diseñado para acupuntores, naturópatas, practicantes de Shiatsu, reflexólogos, quiromasajistas, etc…

imagen5

¡Despierta!

Ayuda a tus contactos a tomar conciencia. :)